Bienvenido, Invitado. Por favor Entra
 
Índice Ayuda Buscar Entrar


Páginas: 1 2 
Enviar Imprimir
Discografía oficial: Yes (Leído 19 726 veces)
Webmaster
Administrador
*****



Sinfomusic. Foro de Rock
Progresivo.

Mensajes: 316
Género: male
Discografía oficial: Yes
23.02.07 a las 00:48:48
 



     Post oficial de todas las reseñas de los discos publicados por Yes. Para realizar las valoraciones sobre estas reseñas hay que ir al apartado de Tópicos del subforo y buscar el post referido al disco.
Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
WWW   IP Registrada
Webmaster
Administrador
*****



Sinfomusic. Foro de Rock
Progresivo.

Mensajes: 316
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #1 - 23.02.07 a las 00:53:23
 
  Estos son los discos a reseñar y su fecha de publicación:  

24/02/07
Yes (1969)
---> icrp1961

28/02/07
Time and a Word (1970)
---> icrp1961

04/03/07
The Yes Album (1971)
---> Pantagruel

08/03/07
Fragile (1972)
---> Matusalen

12/03/07
Close to the Edge (1972)
---> Snowgoose

16/03/07
Tales from Topographic Oceans (1974)
---> ubik

20/03/07
Relayer (1974)  
---> MrGreen Genes

24/03/07
Going for the One (1977)
---> Edu Senogul

28/03/07
Tormato (1978)
---> Nostromo

01/04/07
Drama (1980)
---> icrp1961

04/04/07
90125 (1983)
---> Ronnie70

08/04/07
Big Generator (1987)
---> Nostromo

12/04/07
ABWH (1989)
---> patata_s

16/04/07
Union (1991)
---> icrp1961

20/04/07
Talk (1994)
---> MrGreen Genes

24/04/07
Keys to Ascension (1996)
---> Komun

28/04/07
Keys to Ascension 2 (1997)
---> Mountain

02/05/07
Open Your Eyes (1997)
---> icrp1961

06/05/07
The Ladder (1999)
---> Lajarin

10/05/07
Magnification (2001)
---> MrBrain

18/05/18
Heaven & Earth (2014)
---> jolubur

24/05/18
Fly from Here – Return Trip (2018)
---> jolubur
Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
WWW   IP Registrada
Webmaster
Administrador
*****



Sinfomusic. Foro de Rock
Progresivo.

Mensajes: 316
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes - Yes - 1.969
Respuesta #2 - 23.02.07 a las 00:58:18
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar    La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Portada inglesa                                                                                                                 Portada americana




Yes – Yes
 
(Revisión realizada por Carlos Romeo)


1 – Beyond and before (Squire, Bailey)
2 – I See You (McGuinn, Crosby)
3 – Yesterday and Today (Anderson)
4 – Looking Around (Anderson, Squire)
5 – Harold Land (Anderson, Squire, Bruford)
6 – Every Little Thing (Lennon, McCartney)
7 – Sweetness (Anderson, Squire, Bailey)
8 – Survival (Anderson)
Producido por Paul Clay y Yes; grabado en la primavera de 1969; y publicado por el sello Atlantic el 25 de julio de 1969.

Jon Anderson: voz y percusión ocasional.
Peter Banks: guitarras y voces.
Tony Kaye: órgano y piano.
Chris Squire: bajo y voces.
Bill Bruford: batería y vibráfono.

La segunda edición remasterizada –la más reciente- incluye seis temas adicionales.
9 – Everydays (Stills) (versión para disco sencillo)
10 – Dear Father (Anderson, Squire) (versión temprana 2#)
11 – Something’s Coming (Bernstein, Sondheim)
12 – Everydays (Stills) (versión temprana)
13 – Dear Father (Anderson, Squire) (versión temprana 1#)
14 – Something’s Coming (Bernstein, Sondheim) (versión temprana)

Mucho nos gustará Yes, supongo, pero resulta que los dos primeros discos del grupo son grabaciones ninguneadas. Creo que muchas personas comparten la opinión del propio Steve Howe, que Yes empieza y acaba con su presencia (o ausencia) en el grupo. Pero esto es injusto. Toda obra tiene un principio y la larga andadura de Yes empieza aquí, en los años sesenta, con dos discos que son mucho más maduros e interesantes que las primeras grabaciones de Genesis, o el disco de Giles,Giles & Fripp. Elepés que preceden en el tiempo al primer larga duración de Yes.
Es sorprendente que el grueso del repertorio inicial del grupo quedase relegado a la grabación de su segundo álbum; mientras que, con un par de excepciones este primer elepé se compone de material mas “reciente”.
Del pasado inmediato de sus miembros quedaban ecos de The Syn pero sobre todo de Mabel Greer’s Toyshop, el grupo inmediatamente anterior a Yes donde Chris Squire y Peter Banks coincidieron con el guitarrista Clive Bailey. Éste último está presente aquí en los créditos de dos canciones, “Beyond and Before” –que abre el álbum– y “Sweetness” –que fue disco sencillo–.
Yes ya era un grupo estable después de aproximadamente un año de trabajo tocando en todos los sitios imaginables, abriéndose camino, actuando en el Marquee y llamando la atención de las compañías discográficas. Tocaron en la despedida de Cream, lo cual en cierta forma es simbólico. Un grupo que empujó hasta los límites el rock en los sesenta le cede el testigo a otro que hará lo mismo en los setenta.
Un dato poco conocido es que, aunque Bill Bruford estuvo allí desde el principio, se produjo una rotación de baterías hasta que se quedó él definitivamente, ocupándose de las cuentas del grupo. Fue sustituido por enfermedad en una ocasión por Ian Wallace y a éste se le ofreció el puesto, que declinó a favor de Bruford.
En unas declaraciones recientes dadas por Peter Banks, se llegó a la grabación de éste, su primer álbum, después de una sesión infructuosa para la Decca, sesión de cuyo contenido y paradero nadie parece tener noticia. El guitarrista también informó sobre el desencuentro entre el productor –que fue impuesto– y el grupo. Paul Clay no creía en Yes y desde mi punto de vista la obra podría haberse construido desde otra perspectiva.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Peter Banks, Bill Bruford, Jon Anderson, Chris Squire, y Tony Kaye



Pasemos ahora a comentar el disco.

Muchos elementos del Yes clásico ya están presentes aquí. La voz de Anderson, que ya está madura, el papel protagonista del bajo eléctrico, la poderosa batería de Bruford –según Banks daba miedo verle los muslos mientras tocaba–, las armonías vocales, la guitarra multiestilística y el uso del órgano Hammond, cuya presencia es una característica esencial en el sonido de Yes, como bien entendió Rick Wakeman algunos años después.
Yes se abre con “Beyond and Before”. Aunque no es la pieza que más me guste del disco, creo que puedo entender porqué lo inicia. Una salva del bajo eléctrico de Squire, precede a unas armonías vocales, a las que sigue una breve sección instrumental antes de la canción propiamente dicha; que se desarrolla a través de diversos episodios. Es un tiempo medio y yo, de haber sido productor hubiera empezado con algo más animado o alegre.
Sigue “I See You”, la primera de las dos versiones que aparecen en el álbum, en este caso de The Byrds. En directo era una pieza que se convertía en el vehículo para un largo sólo de guitarra de Banks, muchas veces sólo apoyado por la batería de Bruford. Si se tocaba, a continuación venía el sólo de Squire, usando una versión de los Rascals. En estudio “I  See You” es más comedida, pero sí contiene un solo de guitarra apoyado por un Bruford jazzístico.
Prosigue el álbum con “Yesterday and Today”, la primera composición de Anderson en el mismo. Una balada delicada, muy bonita, de la que poco más puedo decir.
La cara A del disco terminaba con “Looking Around” una canción animada y alegre, con la que yo hubiera empezado el álbum. Tiene armonías vocales y un Hammond contagioso. De alguna manera puede verse aquí, en esta canción compuesta por Anderson y Squire, el entusiasmo que debieron sentir el uno por el otro cuando se conocieron en aquél local del Soho, La Chasse, y empezaron a escribir canciones juntos. Esa gozosa intimidad creativa que sólo conocen los que han escrito canciones a medias.

La segunda cara del vinilo empezaba con “Harold Land”, una canción antimilitarista, con algunos pasajes instrumentales y secciones diferenciadas que apuntan al futuro progresivo del grupo. Es también la primera vez que el nombre de Bruford aparece en al firma de una tema de Yes. Harold Land es el nombre de un músico de jazz, sugerido por Bruford, pero que nada tiene que ver con el personaje homónimo que protagoniza la canción. En la letra hay un verso con una referencia al título de un libro de Robert Greaves, Goodbye to all that.
Le sigue la segunda versión de Yes, “Every Little Thing”. Una pieza de The Beatles sometida a un proceso de deconstrucción y reconstrucción hasta dejarla casi irreconocible. Una manera de trabajar a la que no eran ajenos grupos como Deep Purple en la misma época. El arreglo es muy “progresivo” y es un ejemplo del modus operandi de la banda en el futuro con sus propios temas.
“Sweetness”, una balada, fue escogida como cara A del disco sencillo. No me parece que fuese una decisión acertada, ya que hay en el álbum canciones más impactantes, y mejores.
El disco termina con “Survival”, que a mi juicio muestra un poco por donde van a ir los tiros en el futuro. Con desarrollos y partes diferenciadas, mucho más elaborada que otras canciones de la misma época. Es posiblemente la pieza que más me guste del primer álbum del grupo. Una de las primeras gemas de Jon Anderson como autor en solitario.
Sorprendentemente la segunda reedición remaster incluye dos tandas con los mismos tres temas, de los que dos de ellos forman parte del “universo sonoro” del siguiente álbum del grupo (“Everydays” y “Dear Father”); ya sean versiones para sencillos o maquetas. Lo más interesante son las maquetas, claro. Además, está la versión de “Something’s Coming” que procede de las sesiones del primer álbum y que fue usada en discos sencillos, apareciendo por primera vez en disco compacto en la caja YesYears, siendo la canción que abría con gran efecto aquella magna antología. Es una pieza excelente que anticipa todo lo bueno que sería el grupo. Inexplicablemente para mí, quedó fuera del elepé.
Creo que los miembros de Yes podían sentirse razonablemente contentos. Su objetivo era construir un grupo donde la parte vocal e instrumental fuera igual de “fuerte”. Está claro que en su primer larga duración ese objetivo empezaba a cumplirse. De hecho, parece ser que aunque no estaban contentos con la producción y las modestas ventas del disco, sí se sentían bastante pagados de si mismos, de lo logrado por ellos. Esto fue así hasta que apareció en escena King Crimson, en aquella misma primavera de 1969. Tanto Peter Banks como Bill Bruford fueron testigos de algunos de esos primeros conciertos. En la mente de los principales “instigadores” e ideólogos de Yes, Chris Squire y Jon Anderson, quedó claro que había que ser más ambiciosos, después de conocer aquello. Pero esa es otra historia.
Debo decir que recomiendo al menos la escucha de estas primeras grabaciones de Yes a todos los que no hayan querido escucharlas por la ausencia de Steve Howe. No están exentas de mérito o de un cierto encanto.
Carlos Romeo.


Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
WWW   IP Registrada
Webmaster
Administrador
*****



Sinfomusic. Foro de Rock
Progresivo.

Mensajes: 316
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes - Time And A Word
Respuesta #3 - 23.02.07 a las 01:08:50
 
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar    La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Portada inglesa                                                                                                                 Portada americana




Yes – Time and a Word
 
(Revisión realizada por Carlos Romeo)


1 – No Opportunity Necessary, No Experience Needed (Havens)
2 – Then (Anderson)
3 – Everydays (Stills)
4 – Sweet Dreams (Anderson, Foster)
5 – The Prophet (Anderson, Squire)
6 – Clear Days (Anderson)
7 – Astral Traveller (Anderson)
8 – Time and a Word (Anderson, Foster)
Producido por Tony Colton; grabado a finales de 1969 y comienzos de 1970 –ingeniero de sonido: Eddie Offord–; y publicado por el sello Atlantic el 11 de febrero de 1970.

Jon Anderson: voz.
Peter Banks: guitarras y voces.
Tony Kaye: órgano y piano.
Chris Squire: bajo y voces.
Bill Bruford: batería.

Tony Cox: arreglos orquestales.

La segunda edición remasterizada –la más reciente- incluye cuatro temas adicionales.
9 – Dear Father (Anderson, Squire)
10 – No Opportunity Necessary, No Experience Needed (Havens) (mezcla original)
11 – Sweet Dreams (Anderson, Foster) (mezcla original)
12 – The Prophet (Anderson, Squire) (versión para disco sencillo)

Un vistazo superficial sobre este álbum nos daría la impresión de que Yes había clonado su primer elepé. Ocho canciones, de las cuales dos son versiones, interpretadas por la misma formación del grupo. Pero el trabajo del conjunto había evolucionado. Era igual, pero no era lo mismo. Las canciones eran una mezcla de lo nuevo y más antiguo, como los temas escritos junto a David Foster, compañero de filas de Anderson en The Warriors. Las piezas, tanto de su opera prima como de Time and a Word tienden a construirse con desarrollos instrumentales en la sección central de las mismas. Se toma la decisión de “ampliar” el sonido. De esta forma seis de las ocho canciones van a contar con arreglos orquestales. Arreglos horrendos, al menos para mí, que desfiguran las canciones y llenan el espacio que de forma natural ocupaban tanto el órgano como la guitarra eléctrica, en muchos casos. Pero no todo es negativo, el sonido ha mejorado mucho –ya está con ellos Eddie Offord– y puede notarse desde el primer tema una mayor definición y empuje en el bajo, por ejemplo, en lugar del sonido un tanto apelmazado –en comparación– que tenía su larga duración previa.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar



Vayamos al álbum

“No Opportunity Necessary, No Experience Needed”. La entrada del disco no puede ser más apabullante. Se trata de una canción de Richie Havens que ha sufrido el “tratamiento” Yes de la época. También es la primera demostración de los horrores de los arreglos, ya que la canción, que había sido un caballo de batalla del directo del grupo, queda desfigurada e incluso grotesca tal y como yo lo veo. En su interior aparece el tema de un famoso western. Eso sí, yo lo veo con mucha fuerza y empuje, pero también como una notoria muestra de inmadurez. Yes ya estaba en condiciones de desprenderse de estas versiones.
“Then” es una canción que reivindica una cierta toma de partido ante los asuntos del mundo –El odio es la raíz del cáncer. Entonces... – y creo que es una de las mejores composiciones de Anderson en esta época. Además, también demuestra algo, una línea de “progresividad”. Son temas como éste los que permiten que más adelante se construya The Yes Album. Aunque los vientos le dan cierto aire de desazón que no le estorba, la calidad de la escritura logra superar los inconvenientes de sus arreglos.
“Everydays” es la última versión en este álbum. En este caso le ha tocado a Buffalo Springfield sufrir los procesos deconstructivos y reconstructivos del “tratamiento” Yes. Es quizá la revisión que menos me dice de las dos primeras sesiones del grupo. Sin embargo, esta pieza era parte integral del directo de Yes, aparece en más de una sesión para la BBC y fue cara B de sencillo.
“Sweet Dreams” es una pegadiza canción rockera sin arreglos orquestales añadidos y que fue editada como segundo sencillo extraído del álbum en junio de 1970. Se volvió a tocar en directo con la formación de Relayer en 1975.
“The Prophet” es una de las piezas más progresivas del disco, con dos partes instrumentales que la introducen antes de que entre la canción propiamente dicha. Lástima de arreglos.
“Clear Days” es quizá la más endeble de las canciones de los dos primeros discos del grupo. Instrumentada sólo para voz, piano y arreglo de cuerda, jamás he logrado encontrar algo que me “enganche” en este tema.
“Astral Traveller”. Con esta pieza desaparece la orquesta de nuevo. Es también otra canción escrita por Anderson en solitario la que eleva el nivel del disco. Se construye sobre un riff de guitarra que arma toda la canción y que se convierte en uno de sus aspectos más atractivos. La pieza, como “Everydays” –interpretada hasta mediados de 1971– o “Then” –al menos en una ocasión ésta última–, se siguió tocando en directo con Steve Howe como guitarrista. Abría los conciertos hasta que fue sustituida por “Yours is no Disgrace”.
“Time and a Word”, el tema título, es quizá una de las mejores canciones del primer Yes. Por una vez, los arreglos no desnaturalizan el tema y nos permiten escuchar detalles interesantes como la entrada de guitarra acústica y la eléctrica con leslie. Con buen criterio, éste fue el primer disco sencillo del álbum. La canción fue recuperada más adelante y llegó a formar parte del repertorio de la era “progresiva” del grupo, cuando Yes decidió volver a formatos de canción más reducida.

Sobre los bonus tracks:
“Dear Father” es una de las canciones de la primera hora del grupo, grabada en este momento y editada como cara B de “Sweet Dreams”. Más adelante apareció en el disco recopilatorio Yesterdays. En esta versión con orquesta los arreglos en la práctica sustituyen las partes de Banks.
Aparecen aquí las mezclas originales de “No Opportunity Necessary, No Experience Needed” y “Sweet Dreams”. Junto con “Dear Father”, estas tres canciones, en esta forma, aparecieron originalmente en al edición alemana del álbum, de la que fue eliminada “The Prophet”. Estos dos bonus tracks son anecdóticos, pero si alguien quiere reconstruir ese disco alemán, ya sabe que puede hacerlo programando el lector.
El ultimo tema es la versión para disco sencillo de “The Prophet”. No tiene mayor interés.
Yo hecho en falta en este disco, a la hora del material adicional más maquetas o alguna sesión para la BBC.

Aunque Time and a Word supone algún avance sobre Yes, en mi opinión el grupo se había metido en un camino equivocado que les generó problemas. Básicamente con Peter Banks, que tuvo varios encontronazos con el productor y que no apreciaba los arreglos del disco. En eso tenía razón al menos en parte. El grupo tardaría treinta años en volver a grabar un disco con arreglos orquestales. Pero el daño ya estaba hecho.
Previamente, esta manera de estructurar un álbum fue usada por Yes para Tormato, álbum que incluía arreglos en dos piezas, mucho mejores que los usados ocho años antes.
A la hora de “ampliar el sonido” de Yes, por lo tanto, había que buscar otra solución. La salida obvia era la de sustituir elementos del grupo para que ese cambio necesario surgiera desde dentro. En lugar de desligarse el grupo del eslabón más débil de la cadena –que sin duda era Tony Kaye– se prescindió de uno de los más fuertes, Peter Banks. Un buen día, de repente, recibió la noticia de que tanto él como el manager –el que se quedaba con un “cinco por ciento por nada”– ya no formaban parte del grupo. No se le dio ninguna explicación, ni entonces ni ahora. La decisión corrió enteramente a cargo de Chris Squire y Jon Anderson, ya que ni Kaye o Bruford supieron nada hasta que se encontraron con los hechos consumados. Los líderes del grupo ya se habían fijado en Steve Howe y el resto es historia. Incluso el nuevo guitarrista apareció en la portada de la edición americana del álbum.
Un disco doble muy interesante recoge las sesiones para la BBC de Yes con esta formación. Incluye seis temas de Time and a Word, privados de arreglos orquestales y que permiten apreciar como eran en realidad, o al menos como sonaban en directo. Me refiero a Something’s Coming, también conocido en otra edición como Beyond and Before. Su escucha es una buena manera de apreciar estos años iniciales del grupo y, de paso, rendir un pequeño tributo a la persona que le dio nombre a Yes y diseño su primer logotipo, Peter Banks.

Carlos Romeo.



Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
WWW   IP Registrada
Pantagruel
God Member
*****



En busca de la Alcachofa
Cósmica

Mensajes: 885
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #4 - 28.02.07 a las 21:20:53
 
The Yes Album


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Lado A:
1. Yours is No Disgrace [Anderson/Howe/Squire/Bruford/Kaye] (9:36)
2. (The) Clap [Howe] (3:07)
3. Starship Trooper (9:23) [mus: Anderson/Squire/Howe; letra: Anderson/Squire]
   a. Life Seeker [Anderson]
   b. Disillusion [Squire]
   c. Wurm [Howe]

Lado B:
4. I've Seen All Good People (6:47)
   a. Your Move [Anderson]
   b. All Good People [Squire]
5. A Venture [Anderson] (3:13)
6. Perpetual Change [Anderson/Squire] (8:50)

Bonus de la edición 2003:
7. Your Move (single version) [Anderson] (3:00)
8. Starship Trooper: Life Seeker (single version) [Anderson] (3:27)
9. Clap (studio version) [Howe] (4:01)

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Grabado en los estudios Advision de Londres durante el Otoño de 1970.
Ingeniero: Eddie Offord
"The Clap" grabada en vivo en el Lyceum de Londres

Puesto a la venta en Marzo (UK) y Abril (USA) de 1971
Llegó al puesto 7 de las listas de popularidad en Reino Unido
Se publicaron simultáneamente como sencillos "Your Move" (puesto 40 en USA) y "Life Seeker"
Fue acreditado Disco de Oro de la RIAA de USA el 17 de Marzo de 1973

Personal:
John Anderson: Vocales, Percusiones.
Chris Squire: Bajo, Vocales.
Steve Howe: Guitarra acustica y electrica, vachalia(sic) y voz.
Tony Kaye: Teclados.
Bill Bruford: Bateria, Percusiones.

Colin Goldring: Flauta dulce en "Your Move"

Fotografías de portada y diseño: Phil Franks, Barry Wentzell y Jon Goodchild.

Coordinador: Brian Lane
Producido por Yes y Eddie Offord

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

A principios de 1970, con la disquera presionando por las bajas ventas de los albumes anteriores, el guitarrista Peter Banks es sustituido por un joven guitarrista de la pequeña banda Tomorrow que perfeccionaba un estilo peculiar escuchando discos de Wes Montgomery y Jim Hall. Despues de componer colectivamente varias canciones el grupo decide temerariamente juntar varias composiciones para formar piezas más largas de manera que el album queda simétricamente estructurado como cuatro piezas largas en cada lado del LP separadas por un corto interludio.

Yours is no Disgrace, originalmente una composición de John Andreson y David Foster, fue arreglada por todos los miembros del grupo al grado que es acreditada a todos. La mejor imagen de la música la da la foto interior de la funda doble del vinilo: todos los miembros en círculos separados mientras  la foto inmensa de Tony Key y su harmond los cubre. Las notas largas y sostenidas del órgano sirven de base para los demás instrumentos y le dan libertad a Chris Squire para tocar en contratiempo de la base rítmica de la batería y de la melodía principal. La letra de John Anderson muestra ya su estilo de componer, uniendo palabras sin relación aparente sin expresar claramente un tema concreto sino dando pequeñas imágenes. Se dice que el tema de la canción es la guerra de Vietnam solo porque eso dijo John Anderson en una entrevista pero no es una conclusión que pueda sacarse de leer la letra.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Clap, mal anunciada por Anderson y mal titulada en el disco original como "The Clap" es una pequeña pieza campirana para guitarra acústica compuesta por Steve Howe tras el nacimiento de su primer hijo.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Starship Trooper son varias composiciones puestas juntas: A la canción "For Everyone" de la etapa con Peter Banks Anderson le sustituyó el comienzo por "Life Seeker" y escribió las letras para la segunda parte, "Dissilution" (acreditada a Squire) usando como coda "Würm" de Howe, un incressendo que comienza con un obstinnato de guitarra que abre paso al solo de Howe sobre el bajo contínuo del Harmond con la batería/bajo tocando a contratiempo.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Jon Anderson

El lado B abre con I've seen all good people dividida en dos partes: "Your move" que es una pequeña balada de Anderson y "All good people", un rock'n roll clásico de Squire salvo que esto ya no suena a rock clásico en gran medida porque la guitarra no sigue la melodía ni la batería el típico 3/4.  

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Si Clap servía como presentación del nuevo guitarrista, A venture sirve para exponer a Tony Key, tocando el piano como si estuviera tocando el órgano, sin digitar una sola vez.

Finalmente, Perpetual Change cierra el disco con buen ánimo. Las partes de Anderson y Squire aunque claramente identificables se complementan una a otra y son bien acompañadas por las partes de batería y guitarra para crear una obra circular perfecta y armoniosa que avanza hasta el fade-out del final.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Chris Squire

La portada se hizo a las carreras entre un concierto y otro con la dificultad adicional de que el equipo de flashes dejó de funcionar (por ello el color verdoso) y el tiempo fue recortado debido a un grave accidente automovilístico que los obligó a hacer una parada en el hospital para que a Tony Key le enyesaran un pie. Improvisando con lo que tenía a mano el fotógrafo Jon Goodchild colgó la cabeza de maniquí sobre una silla y tomó un rollo en su casa y otro durante una prueba de sonido.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Bill Bruford

La famosa "vachiala" que toca Steve Howe resultó ser al final una guitarra portuguesa. El dato fue corregido en la edición del 2003 junto con el título de Clap (The Clap se usa en el slang londinense para denominar cierta enfermeda venerea, asi que a Howe el cambio del título no le hizo nunguna gracia).

El grupo se embarcó en una extensa gira por Inglaterra y Europa primero y por USA/Canadá al final iniciando el 17 de Julio de 1970 (con una pequeña pausa para grabar el disco en Octubre) y terminando el 24 de Julio de 1971. Dieron en total 164 conciertos los cuales por supuesto tuvieron algunos cambios pero esencialmente tocaban todo este disco completo salvo "Starship Trooper" en los primeros conciertos antes de la grabación. En los últimos comenzaron a abrir cada concierto con una pieza de música clásica, usando "Así Habla Zaratustra" de Richard Strauss, que posteriormente cambiarían por la coda del "Pájaro de Fuego" de Stravinsky.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Steve Howe


En este disco el sonido de Yes es único, a pesar de todas las influencias que trataban de incorporar y de no tener un plan muy detallado no hay otro grupo de la época que sonara igual a pesar de que la combinación de instrumentos era común. La mezcla de sonido no hace sobresalir a ningún instrumento en particular y guarda tansolo unos cuantos ecos de la época psicodélica por ejemplo con los efectos de hacer saltar la guitarra de un altavoz al otro. Es muy probable que cada músico tuviera en mente una idea distinta de lo que querían conseguir pero hasta este momento sus ideas no chocaban con las de los demás, incluso las composiciones que son hechas uniendo canciones distintas parecen encajar a la perfeción como por arte de magia y el resultado es muy fresco. Hasta la manera mesurada de tocar el órgano parece adecuada, sobre todo si pensamos que estas partes fueron sustituidas después por un exceso de arpegios de sintetizadores. Solo "A Vernture" da la impresión de ser una idea inacabada, pero las otras son tan armóniosas que apenas sufrieron cambios en etapas posteriores del grupo en que siempre formaron parte del repertorio. Las letras son lo suficientemente etereas para encajar también, el hecho de que Anderson diga que se inspiró en la guerra de Vietnam, explosiones en la luna o noticias sobre inundaciones de Bangladesh son en mi opinión medio en broma, tal como las de Bill Bruford diciendo que se inspiraron en el tema de Bonanza (serie televisiva de vaqueros muy popular en ese tiempo, tanto que se puede ver a los personajes en la funda interior del primer disco de Hartfield and the North).

En "Yes Album" la cascada de idéas de todos los miembros del grupo aparece de una forma ordenada y acotada. Dado que pasaron todo ese año en gira cabe especular que las idéas de los siguientes albumes estuvieran ya en la mente de los músicos desde entonces pero fueron reservadas para después de dos cambios importantes en su formación: Tony Key, el eslabón más débil fue sustituido po Rick Wakeman y Roger Dean se uniría diseñando las portadas y los escenarios para sus presentaciones en directo. Ese es tema para el siguiente disco. 


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Tony Key


Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 

"Mi novia se ha convertido en fantasma,&&yo soy el lugar de las apariciones"&&&&Juan José Arreola
  IP Registrada
Matusalen
God Member
*****



Our heart is open, our
reason to be here...

Mensajes: 960
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #5 - 07.03.07 a las 21:12:58
 
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
YES - FRAGILE
(1972)


1- Roundabout(Anderson, Howe]
2-Cans and Brahms(Brahms, adaptación por Wakeman)
3- We have heaven(Anderson)
4- South side of the sky(Anderson, Squire)
5- Five per cent for nothing(Bruford)
6- Long distance runaround(Anderson)
7- The fish (shindleria praematurus)(Squire)
8- Mood for a day(Howe)
9- Hear of the sunrise(Anderson, Squire, Bruford)


Personal:
Jon Anderson: Voz
Bill Bruford: Batería, percusiones
Steve Howe: Guitarras eléctricas, guitarras acústicas, coros
Chris Squire: Bajo, coros
Rick Wakeman: Órgano, piano, piano eléctrico, clavicordio, melotrón, sintetizador

Producido por Yes y Eddy Offord
Ilustración de portada por Roger Dean

¿Sabéis? Quizá sea la persona menos indicada para reseñar un disco de Yes. Yes es un grupo que provoca una extraña reacción en mi: cuando un grupo me apasiona, normalmente me abalanzo hacia sus discos, haciéndome con por lo menos, la mayoría de sus discos más recomendados en un breve lapso de tiempo, aún a sabiendas de que voy a verme terriblemente saturado por su música al tratar de asimilar demasiado en poco tiempo. Si ya nos movemos en terrenos de rock progresivo, donde la cantidad de escuchas es, en muchas ocasiones, esencial a la hora de digerir una obra, la cosa se complica. Sin embargo, Yes de alguna manera, consiguen escapar de esta norma: con Yes, me da la sensación de que cada disco da para mucho mucho tiempo. Cuando los descubrí con “Close to the edge” tardé casi un año en hacerme con otro disco suyo en hacerme con este “Fragile”, y otro año más en hacerme con “The Yes album”. Hasta la fecha de hoy son los tres únicos discos de Yes que tengo, y no es porque los demás no me interesen. No es que no sienta curiosidad por la desbocada acidez instrumental de “The sound chaser”, o que no quiera comprobar si los cuentos de imaginación topográfica van a ser superiores a mis fuerzas. Simplemente, me invade la extraña sensación de que, aún sabiéndome de memoria y habiendo disfrutado infinitamente de los tres discos que poseo, aún puedo sacarles más partido. Aún no me siento preparado para dar un paso más en la discografía de Yes, aún sabiendo que si algún otro disco cayera en mis manos, no debería tener mayores problemas para digerirlo.

Es por eso que he elegido “Fragile”, pues es la única obra de Yes que puedo analizar en función de lo que estaba haciendo el grupo poco antes, y lo que hizo inmediatamente después.

Yo siempre he dicho que “Close to the edge” es el mejor disco que he escuchado nunca, o al menos uno de los 3 mejores, pero la verdad es que ni siquiera tengo claro que sea mejor que “Fragile”. Quizá sea algo mejor “Close to the edge” al ser más consistente como disco, pero lo cierto es que “Fragile”, en otras circunstancias, podría haberse situado a la par de su sucesor sin problema alguno. Y es que nunca un título de disco fue tan acertado como aquí: si la virtud de “Close to the edge” es precisamente que ni uno sólo de los minutos del disco parece fuera de lugar, aquí encontramos una cantidad notable de relleno totalmente intencionado. El término “relleno” nunca fue tan evidente en la historia del rock. La cuestión es que el grupo tenía que pagar ciertos teclados del recién incorporado Rick Wakeman, y necesitaba lanzar el disco cuanto antes. Desgraciadamente el material que tenían escrito no duraba lo suficiente como para poder lanzar el LP, así que recurrieron a lo que les fue posible con tal de alcanzar cierto minutaje. En algunos de los temas podemos notar algunos pasajes que no hacen sino alargarlos artificialmente, como la introducción de “South side of the sky”, o el final de “Heart of the sunrise”, con reprise de “We have heaven”, pero lo más destacable en ese aspecto fueron los temas individuales. Cada miembro del grupo aportó un tema propio , a veces con mejores resultados, a veces con peores, lo que les sirvió para añadir un total de algo más de nueve minutos a la duración del disco.

Como ya dije, Rick Wakeman (ex-Strawbs) se incorporaba al grupo como teclista, consolidándose así la que a posteriori sería recordada como la formación clásica de Yes (a pesar de que su etapa dorada sólo duraría dos discos). Wakeman, salvo momentos puntuales y a mi gusto, no hace un papel extremadamente relevante, y está lejos de ofrecer lo mejor de si mismo como instrumentista, al menos si lo comparamos con otros trabajos, como el posterior “Close to the edge” o el “Hunky dory” de David Bowie. A cambio, participa en la composición de dos grandes canciones como “South side of the sky” y “Heart of the sunrise”, aunque por problemas de contrato, no figuró su nombre en los créditos.

Y bueno, tras la obligatoria contextualización, vamos a lo importante: la música. La música es, en su mayor parte soberbia. Contiene en su totalidad la esencia del estilo por el que se recordaría a Yes para la posteridad y al mismo tiempo, es una cosa de lo más amable, que incluso tiene su puntillo comercial. La música de este disco parece por momentos una colección de agradables baladas para amas de casa si la comparamos con la introducción de “Close to the edge” o con las partes más abrasivas de “The gates of delirium”. La diferencia con ese fantástico “The Yes album” es que el anterior por momentos sonaba más como un disco de rock con influencias progresivas y temas más largos de lo normal, mientras que este disco ya suena, por decirlo de alguna manera, a rock progresivo “hecho y derecho”. A mi modo de verlo, claro está.

Abrimos el disco de manera inmejorable: unos armónicos de guitarra que suenan hermosos, cálidos y acogedores durante unos segundos que de repente, con timidez, dibujan un riff automáticamente identificable que nos agarra por el cuello y nos lanza hacia la canción de golpe. El bajo de Squire se apodera de la canción, relegando la guitarra acústica de Howe a un segundo plano y de repente Anderson canta con una convicción que asusta. La melodía vocal es alegre, es energética, es un homenaje a la vitalidad, es una celebración de nuestras mayores alegrías y una exhortación a olvidar nuestras mayores penas. Pero eso no es todo. Entonces llega el estribillo, y la cosa se pone mejor aún, con la aparición de la guitarra eléctrica y una melodía aún más emocionante que la de las estrofas. …twenty-four before my love you’ll se I’ll be there with you…Ni siquiera termino de entender esa frase, pero si me la van a transmitir así, me la creo. Sobre el resto de la canción, ¿qué puedo decir?¿Debo destacar esa parte central de ritmo tribal, con ese excelente trabajo ritmo y el órgano de Wakeman clavándose como un cuchillo envenenado en el cerebro?¿Debo decir que a esto le sigue una repetición de la guitarra acústica inicial, sólo que esta vez acompañada por una inolvidable línea de teclado que suena cristalina como un manantial de agua pura?¿Debo siquiera soñar con intentar el placer que me transmite ese CRIMINAL solo de Wakeman,  que consigue que me estremezca con tan sólo intentar recordar como sonaba?¿Cómo podría expresar la indescriptible atmósfera que detecto cuando se vuelve al tema principal de la canción, cuando estamos oyendo el último estribillo y sentimos que va a acabar de manera magistral? Y entonces, Howe repite aquel riff acústico con el que nos introdujo en el tema y la cosa acaba. Y no puedo aplaudir porque me he quedado paralizado. Esto fue “Roundabout”, uno de los singles del disco y uno de los clásicos absolutos de Yes por derecho propio.

“Cans and Brahms” tiene aquí un durísimo cometido, y es el de devolver al oyente a la realidad tras quinientos nueve de los segundos más placenteros de la historia del rock. Se trata de la canción individual de Rick Wakeman, apenas un minuto y medio de fragmentos del tercer movimiento de la cuarta sinfonía en mi menor de Johannes Brahms, interpretado con piano eléctrico. La cosa la verdad es que suena estúpida, y no hay duda de que Wakeman podría haber sacado algo mucho más interesante de la obra de un gran compositor como Brahms, pero bueno, la cosa era rellenar espacio, y no suena mal. Y parece sacado de alguna comedia muda de aquellas de cuando el concepto de cine distaba del que se tiene hoy día. Justo después viene la canción individual de Anderson, “We have heaven”, que es básicamente un minuto y medio de varias melodías superpuestas, todas ellas cantadas por varios doblados de la voz de Anderson. Entiendo que a los detractores de este disco esto puede darles un buen argumento: ¿por qué, tras la primera canción, debemos tragarnos dos viñetitas insustanciales para pasar a la segunda? Pero no me importa, pues este “We have heaven” me parece delicioso para los oídos. Como sugiere el título, es una cosa realmente celestial. Para los poco aficionados a la voz de Anderson, esta canción puede ser el infierno sonoro, pero para algunos de los que nos consideramos enamorados de su particular timbre vocal, es una pequeña joya totalmente irremplazable.

Bien, pues llegamos a la segunda canción “de verdad”, la claustrofóbica y agobiante “South side of the sky”. Una tétrica introducción de efectos sonoros queda interrumpida de repente por un complejo ritmo de batería, un oscuro bajo llenándolo todo y un Anderson que aquí ya no suena alegre y jovial, sino trágico y amenazante, como si quisiera advertirnos de algún peligro. Aquí Wakeman hacer posiblemente su mejor aportación al disco, con unas líneas de piano de lo más hermosas que por momentos llegan a ser escalofriantes (como esas partes en las que suena el piano sin otro acompañamiento instrumental). En los dos últimos minutos, tras una breve pausa que da protagonismo al piano, la canción retoma la melodía y ritmo del comienzo, pero con más potencia que nunca: la guitarra de Howe por momentos es una tormenta eléctrica, los juegos de estudio con la voz de Anderson provocan verdadera agonía y durante el fade out final todo suena cada vez más anárquico. Impresionante canción.

La aportación de Bruford, “Five per cent for nothing” es una especie de jam extraña que cuando parece ponerse algo interesante, va y termina, y se queda en treinta y cinco. Nada que comentar, la verdad. “Long distance runaround” es el tema más corto de entre las canciones “normales”, y también el más convencional. Lo cierto es que al principio no me convencía mucho, pues esa suerte de “riff” principal me parecía, cuanto menos, tonto, pero las partes en las que Anderson canta son nuevamente impecables, y la tensión que crea el acompañamiento instrumental es increíble. La canción está encadenada a la pieza particular de Squire, “The fish (shindleria praematurus)”, una instrumental en la que sobre un motivo melódico que se repite una y otra vez, Chris explora todo tipo de efectos con su bajo. Al final se une Anderson coreando el hombre científico de dicho pez, con un resultado muy extraño que le da al conjunto cierto aire de trascendencia. “Mood for a day” es la última de las canciones individuales, una especie de continuación a la “The clap” del disco anterior (aunque en estudio), a mi juicio bastante mejor. Simple y llanamente es Howe con una guitarra española tocando flamenco. Es posible que Howe como guitarrista flamenco no pueda compararse a gente como Paco De Lucía o Tomatito, pero de lo que no me cabe duda es que aquí encontramos algunas de las melodías más bellas de todo el disco. Emocionante, agradable y pegadiza, ¿qué más podemos pedir pues?

Y párrafo aparte para terminar con la última canción del disco, el atemporal y eterno clásico del grupo “Heart of the sunrise”, que en un durísimo mano a mano se disputa el puesto de mejor disco con “Roundabout”. Su introducción es posiblemente uno de los momentos más duros del rock progresivo clásico, un verdadero derroche de potencia y agresividad en el que Howe, Squire y Bruford se complementan perfectamente creando una mole sonora que arrasa todo lo que encuentra a su paso, alternándose con tensos pasajes de órgano, y otros más calmados y ambientales, con cierto regusto funk. Tras extenderse durante varios minutos, empieza la parte cantada, y parece como si Yes hubieran descargado toda su agresividad en la introducción, pues esta primera parte cantada es muy dulce y melódica. La canción va fluyendo de un lugar a otro, alternando repeticiones de estos fragmentos, junto con algunos otros, con un final orgásmico en el que Anderson repite la estrofa principal, pero de una manera más solemne, como si nos encontráramos en medio de una especie de celebración, y Jon Anderson fuera nuestro sacerdote. Las letras no parecen decir nada en concreto, o al menos nada trascendente, pero me es imposible no estremecerme con todas y cada una de las palabras que expulsa Anderson por su boca. Con aquel destructivo riff inicial se pone fin a la ceremonia infernal de “Heart of the sunrise", y uno permanece en su silla, dudando de si sería irrespetuoso levantarse, sacar el CD del equipo y poner otro. Entre tanto, nos pilla por sorpresa un reprise de “We have heaven", que nos dibuja una sonrisa en la cara y nos hace descender a la tierra, lentamente desde el corazón del amanecer.

Y yo no tengo nada más que añadir.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 

Your lunacy fits neatly with my own&&&&//VOOOLO, VIAAAA, LONTANO, DOOOVE, SIAAAA, LONTANO DA//
  IP Registrada
Webmaster
Administrador
*****



Sinfomusic. Foro de Rock
Progresivo.

Mensajes: 316
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #6 - 11.03.07 a las 15:39:15
 
CLOSE TO THE EDGE (1972)


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


Formación
:

Jon Anderson - Vocales
Chris Squire- Bajo, vocales
Steve Howe- Guitarra, vocales
Rick Wakeman- Teclados
Bill Bruford- Batería, percusión


Martin Adelman : Fotografía
Roger Dean : Portada, Diseño, Logo, Dibujos, Fotografía
Eddie Offord : Productor


    ¿Cómo se reseña el que es considerado uno de los mejores álbumes del progresivo mundial, icono y ejemplo, base obligada para todo amante de nuestra música? Realmente es complejo. Pero como me gustan los retos, voy a intentar plasmar los sentimientos y las emociones que me produce la escucha de este precioso disco, perfecto en su factura y producción.
    Por supuesto, es mi álbum favorito de Yes. Y no en vano, ya que incluye detalles que se identifican mucho con mi modo de ser. Para empezar, está íntimamente ligado al que siempre ha sido mi autor preferido, Hermann Hesse, con el que comparto líneas de pensamiento y filosofías profundas. Cuando yo aún no sabía la relación que había entre ambos, ya reconocía que había algo en este trabajo que era familiar a mis sentidos y muy personal, de ahí la profunda predilección que este álbum me generaba.
También es complejo musicalmente hablando, con temas larguísimos y cambiantes, tremendamente expresivo. Posee elementos espirituales y referencias abundantes a la Naturaleza, muy en la línea de Jon Anderson. En resumen, matices que hacen de este disco algo muy especial a la hora de ser escuchado y disfrutado.
    La letra y la música del disco son autoría de Howe y Anderson, y los arreglos fueron llevados a cabo por el equipo entero. Cuando acabó su grabación, Bill Bruford dejó el grupo para ser sustituido por Alan White, que venía de la Plastic Ono Band. Él, a su vez, pasó a engrosar las filas de King Crimson. Con White comenzaron la gira por Estados Unidos.
    Tres temas en 38 minutos de álbum. En los dos primeros, con duraciones superiores a los 10 minutos, encontramos subdivisiones. Este recurso sería de nuevo utilizado por el grupo en trabajos posteriores y serviría de ejemplo para las estructuras musicales de otros grupos.
               Existen docenas de trabajos escritos sobre “Close to the Edge”. Es un disco analizado hasta la saciedad desde todas las perspectivas posibles. En la página oficial de Yes se puede encontrar en estudio completo sobre la técnica musical desarrollada a lo largo del álbum, con partituras desglosadas, ideal para tecnicistas melómanos.
    Para ellos dejo el link al final de la reseña, ya que una servidora todavía no se ve capaz, con sus escasos conocimientos sobre teoría musical, de estar a la altura de dichos estudios.
          Lo que personalmente me atrae del Close es su perspectiva  filosófico-espiritual. Creo, y es una hipótesis muy mía, que es la base para que resulte  tan redondo como es. Me diréis que no es algo importante, que la letra no se entiende, que aún para los que saben inglés es compleja en su estructura poética. Pero pienso que la expresión musical de una idea eleva en su perfección a la misma melodía.
    El arte refleja ideas por medio de colores, de formas, de ritmos; no es de extrañar, por tanto, que altas ideas den frutos de gran inspiración a cualquier nivel artístico.
¿Cómo definir musicalmente el río que fluye, la vida que corre, el tiempo que pasa continuamente y, a la vez, es inmutable? No sólo condensándolo en una letra, sino expresándolo mediante un virtuosismo musical sin precedentes.
    Aquí es donde entran los músicos, que en el caso de Yes en su formación para el Close, reúnen a verdaderos maestros en la cumbre de su habilidad interpretativa.
    Steve Howe, no sólo poseedor de una técnica limpia e impecable, sino un maestro en el arte de transmitir emociones con la guitarra.
    Rick Wakeman, el virtuosismo llevado a la exageración, el hombre de los dedos milagrosos, capaz de llenarte el espíritu en sus solos de órgano.
    Chris Squire, la demostración viviente de que un instrumento como el bajo es imprescindible para lograr una profundidad y unos matices de importancia.
     Jon Anderson y su voz controvertida. Esos agudos que no son del gusto de todos, pero que dan a los temas de este disco la dimensión más pura y angelical. Una voz plena y limpísima, completamente ideal para el grado de perfección de la obra.
    La batería de Bill Brufford, que completa el conjunto y le da el toque más enérgico.
    El concepto del tema que da nombre al álbum corresponde fundamentalmente a uno de los capítulos del libro “Siddharta” de H.Hesse, titulado precisamente “A la orilla del río”.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


En él, el protagonista sufre una transformación espiritual, una metamorfosis interior, cuando el río le habla justo en el momento en que, hastiado de la vida, pretende quitársela entre sus aguas. El fluir del río, el devenir de la existencia, el sonido profundo del silencio  y el despertar a una nueva conciencia, la conciencia del tiempo reflejado en el agua.
    Es posible que, con este disco, el grupo encontrase también su punto de inflexión, su momento de perfección en el tiempo. Es posible que sus miembros confluyan, a lo largo de su devenir artístico, en el punto en que la música los transforma, o ellos hayan sido capaces de transformar la música.

    Empecemos con la reseña propiamente dicha... la primera canción del disco, la suite principal que da nombre al álbum:

Close to the Edge (18:38)


1. The solid time of change
2. Total mass retain
3. I get up, I get down
4. Seasons of man

     Para comprender mejor esta canción, os adjunto la estructura de la misma sobre la que basaré la descripción personal (la imagen procede de la página oficial de Yes).

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


     A partir del diagrama vemos cómo la estructura musical divide el tema en una introducción y las cuatro partes mencionadas, tres de las cuales poseen el mismo esquema, mientras que la cuarta representa una ruptura con el mismo.
     El tema empieza situando al que escucha en la escena del relato, cerca de la orilla del río (close to de edge)... sonidos de pájaros y evocación de agua con base en los teclados, ascendiendo el sonido hasta hacerse envolvente. La introducción de bajo y guitarra es disonante, pero perfectamente conjuntada y llena de virtuosismo. Toda la complejidad de Howe y Squire en marcha para llevarnos dentro de las aguas que se parecen al alma removida por los muchos avatares de la vida. Recuerda a los remolinos, vertiginosos y agobiantes, en que en ocasiones nos encontramos y de los que cuesta salir. De ahí, a la melodía propia que caracteriza el tema, en estos momentos tranquila y bien acompasada.
     Entramos en Solid time of change... Anderson y Squire acompañados por el teclado de Wakeman, dando la voz a la primera estrofa y luego a coro introduciendo el estribillo “down to the edge, round by the corner...”. La letra es compleja, pero nos indica el momento en que el hombre toma conciencia de todas las cosas inútiles que introducimos en la vida, del modo en que desperdiciamos el tiempo en cosas vanas. Las voces y la melodía dan idea de esta conciencia por su contundencia, por su fuerza. Ahí encontramos lo que en el esquema tenemos indicado como “puente”, ya que representa el primer cambio brusco de la canción. Mucho más ligero, con alegría, la sensación que tenemos cuando nos encontramos cara a cara con nuestros errores y los reconocemos e intentamos subsanarlos. “I get dow, I get down”.... me levanto, caigo (en el sentido de caer en la desesperación, de caída de ánimo al comprender).
     La segunda parte, Total mass retain, sigue en la misma tónica que la anterior, viva y arrolladora, con la voz de Anderson  que sube y baja. La guitarra de Howe le da una réplica fascinante. Es justo al final de ésta cuando llegamos a una de las partes más barrocas, con una mezcla complicada de guitarra y teclado, con el bajo poniendo mucha más intensidad en el pequeño fragmento; se unen, se cruzan, dura unos pocos segundos, pero son segundos que lo llenan todo. Y es entonces cuando llegamos a la parte más emocional, más luminosa, la que personalmente me encoge el corazón.
     I get out, I get down: los teclados atmosféricos y majestuosos de Wakeman, en una lentísima introducción que nos lleva a percibir el agua que gotea. Es un momento ceremonioso, sobre todo cuando entran las voces en un coro perfecto y Anderson canta de fondo de modo etéreo. Imposible articular palabra, ni moverse siquiera, sólo la emoción contenida durante este fragmento ideal. En estos instantes no soporto que me interrumpan, es justo cuando todo toma sentido y se dimensiona, cuando la música me transmite las respuestas a las preguntas. Me levanto y, cuando veo alrededor todas las miserias, desciendo a los abismos de mi propia alma ciega. Me levanto y caigo. Y mientras me pregunto sobre la verdad que aún no veo, Anderson comienza a subir, a subir... me levanto... al final, como instante culminante y espiritual al máximo, el órgano exultante y magnífico, a cargo de un Wakeman  inspiradísimo, que nos lleva a lo más alto de las sensaciones musicales. Imposible no escucharlo con los ojos cerrados y en el más profundo de los recogimientos. Vuelve la voz, en un efecto impresionante de suavidad a poder, uniéndose de nuevo con el órgano. Al final, los teclados enloquecen, la música se vuelve vertiginosa de nuevo y retoma el tema central, esta vez más frenético y duro.
     La última parte, Seasons of man, entra con teclados ligeros y fluidos, de nuevo las voces pero esta vez indicando que el camino ha sido hallado. El final de la estrofa es más alegre, más festivo, más grandilocuente. Es un final apoteósico para dar el toque de grandeza a esta obra tan especial:

“Now that it's all over and done,
Called to the seed, right to the sun.
Now that you find, now that you're whole.”
(Ahora que todo acabó, que todo esta hecho
volvemos a ser la semilla, a la luz del sol.
Ahora que entiendes, que ya estás completo)


Los pájaros, el agua, todo está ya en su lugar, aunque las estaciones pasen.

And You and I (10’)

1. Cord of life
2. Eclipse
3. The Preacher, the Teacher
4. Apocalypse

     
           Si el tema anterior representaba un cúmulo de sensaciones complicadas y llevadas a la expresión más ornamentada, éste es sencillo y dulce, aunque no menos elaborado. Diez minutos de canción que se hacen cortos, también dispuestos en cuatro partes. El comienzo es delicioso: guitarra acústica suave, con acordes que recuerdan la lluvia de primavera, una introducción ideal. De ahí, pasamos a la melodía principal, simple en cuanto a forma, repetitiva, pero muy armónica. Jon Anderson eleva un canto a la Naturaleza con energía, con gusto. Hay un cambio musical brusco muy atractivo, donde los coros se mezclan y se confunden, dinámico dentro de la paz que transmite la canción. Y el estribillo, delicioso donde los haya... a dos voces, acabando en un apoteósico teclado emotivo.

“And you and I climb over the sea to the valley,
And you and I reached out for reasons to call.”


     En Eclipse, se repite un fragmento de la estrofa anterior pero con más majestuosidad; la voz de Anderson le da un tono solemne que apoya el teclado, para terminar elevándose por encima de todo.
El ritmo desciende volviendo al solo de la guitarra acústica, a la paz y la calma, para retomar la melodía original, sólo a guitarra y voz, pero con un grado de alegría y optimismo que se transmiten. Luego entra un teclado muy bonito, muy psicodélico, mientras la canción toma un ritmo más ligero. Aquí hemos llegado a The Preacher, the Teacher, el fragmento más elaborado y que presenta más complejidad musical, sobre todo protagonizada por las manos de Wakeman y por las voces a coro, que llenan la estrofa. La última parte es tan especial en su sencillez, en su candidez si queremos llamarle así... Apocalypse es un solo de Anderson  muy evocador, muy a su aire, en la línea naturalista que le caracteriza.

“And you and I climb, crossing the shapes of the morning.
And you and I reach over the sun for the river.
And you and I climb, clearer, towards the movement.
And you and I called over valleys of endless seas.”


     Es precioso el paso de los grandiosos teclados a la sencillez de la guitarra y la voz expresando tantas cosas, tantos sentimientos. “Y tú y yo alcanzamos el río a través del sol, y tú y yo ascendemos más puros, hacia el movimiento, y tú y yo pasamos por valles de mares infinitos”, es todo un canto de amor compartido con la Naturaleza.

Siberian Kathru (8:48)


           El único tema que no presenta particiones. Me gusta el modo de comenzar con la guitarra y el cambio de ritmo brusco al riff repetitivo y algo monótono, para pasar al grueso de la canción, muy diferente a las otras dos pero original y llena de vitalidad. Las voces, tan bien conjuntadas como en los  otros temas, Howe muy acertado y, como siempre, a tono con el bajo de Squire. Tiene pasajes vocales muy dulces. De hecho, la totalidad de la canción me suena a viaje, a tren, a lugares desconocidos. Hay un pequeño fragmento como de clavicordio, muy barroco y elegante...imaginar los dedos de Wakeman en este pasaje es llevarte al virtuosismo extremo. El modo en que cambia continuamente, ahora corte más clásico, ahora más rockero, de suave a fuerte, es lo más destacable del tema y lo que le da el  mayor interés a la escucha. Después de una nueva entrada de la melodía principal, pasa a las voces recitando palabras sin sentido aparente (cola azul, vuela, Lutero, puntual, torre solar, pedir, cubrir, amar, molde, Junio, ayuno lunar, como uno, cambia, oro, puro, pasante, huella, alma, guía, creyente, cambiante, llamado, salvador, puerto lunar, trepador, gira, planeador), con la batería de Brufford espléndida al fondo dándoles una fuerza que hace que sea irrelevante su significado. La guitarra se electriza y con ella las voces, dándole una réplica perfecta en una última parte llena de energía, en la que aumenta la velocidad de la música y se pone broche final de un modo muy espectacular a un álbum lleno de expresividad y significados.

     Algunas curiosidades: existe un ensayo de un pastor religioso americano llamado Ahyh (“A commentary on Yes 1972 Masterpiece”) donde propone teorías tan arriesgadas como la de que “And you and I” se referiría a Jesucristo y a nuestro amor por él. También relaciona el tema “Close to the Edge” con las cuatro estaciones del año e interpreta libremente el significado del título como “Coming closer to terms with God”. Por otro lado, un experto en Yes llamado Steven Sullivan postula que la letra de “And you and I” estaría relacionada con la saga de Assimov  “Fundación” en base a algunos fragmentos de la letra. La parte titulada “The preacher, the master” puede querer referirse a Martin Luter King y sobre el Khatru siberiano, es todo un misterio... se dice que Anderson pretendió darle un significado, que podía ser "as you wish" (como desees) y provenir del yemení, pero que en realidad no es más que un nombre hecho para la ocasión.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


      Sea como fuere, y especulaciones aparte, es un disco magnífico y perfecto, y en estos momentos, después de analizarlo en profundidad, comprendo un poco más por qué es obra obligada de referencia en la música progresiva y por qué cuanto más lo escucho, más me impresiona. Quizá es el misticismo y las verdades que encierra, quizá la armonía que reina en todo el disco entre música y filosofía, quizá esa parte espiritual que todos llevamos dentro y que este mundo asfixiante nos impide desarrollar... nuestras almas debieran vivir siempre cerca de la orilla del río, el río de la conciencia humana, el tiempo que fluye.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar




Reseña realizada por Snowgoose




Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
WWW   IP Registrada
ubik
Moderador Global
*****



Recuerda el futuro

Mensajes: 802
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #7 - 12.03.07 a las 22:10:21
 
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Jon Anderson: Voces
Steve Howe: Guitarras, voces
Chris Squire: Bajos, voces
Rick Wakeman: Teclados
Alan White: Batería, percussion.


Grabado en los estudios Morgan.-1973
Producido por Yes y Eddie Offord.
Portada: Roger Dean


En 1973 se publica uno de los más controvertidos álbumes, no solo de Yes, sino del rock sinfónico en general. Su anterior obra , “Close to the edge” puso el listón tan alto que parecía imposible siquiera acercarse a él. Si a esto le añadimos el hándicap de la marcha de Bill Bruford a las filas de King Crimson, con el consiguiente problema  de buscar un batería de  su calidad, desde luego parecía bastante complicado el lanzamiento del próximo álbum, no solo desde el punto de vista en cuanto a composición, sino además de acoplamiento al nuevo miembro de la banda, Alan White.

Desde luego la manera de resolver el problema no pudo ser más arriesgado:  Alan White no tiene  ni el nombre ( antes había trabajado en la Plastic Ono Band, de John Lennon entre otros, nada que ver con el rock progresivo ) , ni la técnica de Bruford, a pesar de lo cual hay que reconocer que hace un buen trabajo en “Tales from…” , seguramente junto a “Relayer”, lo mejor que ha hecho en  Yes. Por otro lado, se sacaron un doble álbum conceptual con cuatro largos temas ( uno por cada cara de cada vinilo ) , basado en la interpretación  que sobre la  filosofía de la vida tenía el yoghi  indio Paramhansa YOGANADA, a través de una serie de antiguos escritos en indio sánscrito o “vedas”  que datan de 1500 A.C. y que Jon Anderson , en sus ratos libres entre conciertos durante su gira por Japón, descubrió mientras leía la autobiografía del citado Yoghi .

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Sabido es por todos la afición de Jon Anderson por las filosofías orientales, así que no es de extrañar que rápidamente se pusiera a componer los textos y que junto a su amigo Steve Howe, compusieran en maratonianas sesiones nocturnas de hotel, entre concierto y concierto , la  complicada música  que diera forma a dichos textos.

¿El resultado? . Pues precisamente eso. Un doble álbum denso como pocos, con largos y complicados pasajes, con unos textos sobre la fiosofía de la vida y el cosmos ( uff! ) que quizás, para bien o para mal , se les fue un poco de las manos, dando lugar a uno de los discos más complejos y menos comerciales que pueda uno imaginar y que generó que los aficionados tanto de Yes como del sinfónico en general, lo amaran o lo aborrecieran  a partes iguales. Incluso dentro de la misma banda ocurrió algo similar, ya que , según palabras del propio Wakeman, se le hacía insoportable y aburrido tener que interpretar alguno de esos temas en su posterior gira para  promocionar el álbum. Curioso al menos, si comprobamos el excelente trabajo del teclista en este álbum. Quizás fue la excusa de Wakeman para marcharse de la banda e iniciar su carrera en solitario. Muchos  tratan esta obra de pomposa y grandilocuente. Quizás lo sea, pero para mi contiene muchos de los pasajes más bellos escritos por Yes, especialmente en lo que se refiere a Wakeman, sin duda para mi su mejor trabajo tanto fuera como dentro de  la banda. Sin lugar a dudas, un disco fundamental , especialmente para los amantes del mellotron.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Un álbum que necesita de unas cuantas escuchas para introducirse en él. Para mi tiene una magia especial. La primera vez que lo escuché no me dijo absolutamente nada e incluso me pareció aburrido. Posteriores escuchas fueros sacando poco a poco el enorme potencial que esconde, hasta convertirse para mi, junto A “Close to the edge” y “Relayer”  en uno de mis discos favoritos de la banda.

Desde luego no es un álbum nada recomendable para introducirse en la música de Yes,  ya que puede provocar un absoluto rechazo de su música. Ciertamente, en determinados momentos es difícil y largo de digerir. Pero  para quien esté más metido en la carrera de la banda y haya escuchado otros álbumes, la recompensa de poder extraer esos densos pasajes no solo sonoros, sino de luz y color que esconde este álbum, a pesar de que en ocasiones cueste más de la cuenta mantener la concentración, es…¿ la reencarnación?.

Recuerdo que cuando lo escuchaba en vinilo, abría su magnífica portada de Roger Dean ( ¡impresionante!) y me quedaba embobado contemplando esa fantástica pintura  y escuchando a la vez esos inquietantes pasajes llenos de teclados de “The remembering”, o en “The revealing science of god”. Una experiencia como pocas, en la que el misticismo que consiguió Jon Anderson dar a este álbum, se contagia en determinados momentos, haciéndonos subir muy alto….

Abramos el libro de la vida y sumerjámonos en este maravilloso mundo del que, si conseguimos traspasar las primeras puertas…será muy difícil salir de él….

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

1.-The Revealing Science of God ( Dance of the dawn )

Una larga introducción vocal a varias voces nos va dando las premisas sobre la búsqueda de Dios. Complejo tema, en el que tras la citada introducción vocal, da paso a la banda al completo, que durante 20 minutos trata de resolver el enigma sobre las respuestas que buscamos. A lo largo de todo el tema se suceden diferentes pasajes en el que todo el grupo brilla al unísono. Para mi es el  mejor tema del álbum. Difícil destacar a alguien, e incluso White hace un más que correcto trabajo, en un tema en el que no es fácil plasmar las percusiones. Squire como siempre brillante, como Howe, y un buenísimo Wakeman, todos ellos envolviendo las numerosas partes cantadas por un inspirado Anderson. Los teclados en este álbum suenan diferente a “Close to the edge”. Menos órgano y más cortinas de moog, mellotrones  y sintetizadores que lo envuelven todo, dando a cada tema, especialmente este y el siguiente, “The Remembering”, unas atmósferas bellísimas que no fueron nunca superadas, salvo en contadas ocasiones, como en “Soon”, la parte final de “The gates of delirium” , o en “Awaken”.

2.- The remembering ( High the memory)

Posiblemente sea uno de los mejores trabajos que hizo Wakeman en Yes. Sus impresionantes cortinas sonoras crean una atmósfera insuperable. Cierra los ojos y viaja a través de la mente.  Pues de eso trata el texto, de todo lo que hay en nuestra cabeza y en nuestros pensamientos, y en como se han ido desarrollando esos pensamientos a través de los tiempos… Un recorrido sazonado de colores y formas, de luces y sombras, lleno de olores , alegre unas veces… inquietante otras, hábilmente mezclados con ciertos toques folk, nada casual, pues esta obra en su conjunto es como un viaje a través de las civilizaciones, llena de matices y aromas de lo más diverso. Y cuando una sonrisa se dibuja en nuestra cara, de nuevo y siempre recurrente en este tema, aparece de nuevo esa imponente cortina de teclados que nos  sumerge de nuevo en la inquietud o en la melancolía.

3.- The Ancient ( Giants Ander the sun)

Sin duda el tema más experimental del álbum , en el que las guitarras de Howe  y las percusiones “tribales” de White llevan buena parte del peso del tema. Otro viaje atrás en el tiempo, en el que se nos recuerda todos los conocimientos que nos dejaron nuestros antepasados y que debemos saber cultivar y aprovechar. Extraño tema ,en el que tras una larga introducción a cargo de Howe y White, aparece un melancólico mellotron y las voces múltiples se suceden. A continuación se suceden continuos cambios de ritmo.Pura experimentación. El tema se cierra con un excelente trabajo de Howe con la guitarrra española, acompañado por los textos de Anderson. A pesar de ello, para mí el temas más irregular del disco.

4.- Ritual (Nous sommes du solei )

El tema que cierra el doble álbum es quizás el más redondo y más accesible de todos. En él Anderson nos canta sobre el Ritual de la vida, sobre la lucha del bien y del mal. Tema de corte parecido al primero, en el que de nuevo toda la banda al completo vuelve  a desarrollar todo su potencial.
La parte del estribillo cantada en francés (“Nous sommes du solei”) es una auténtica delicia, y uno de los pasajes más delicados interpretados por el grupo, con un mellotron que pone los pelos de punta. Aparece una parte de guitarra-sitar, que encaja perfectamente dentro de todo el entramado oriental que supone la trama del álbum. Y todo ello aderezado por multitud de pasajes cantados y coros, sabiamente mezclados con tan complejo esquema musical. De pronto aparecen unas extrañas percusiones, como si de  una danza tribal se tratara, con un White extraordinario, al que se une un poderoso mellotron. Es el tema de este álbum que más veces interpretó la banda en directo, quizás también por ser el más accesible de los cuatro.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

CONCLUSION:
 
 Un álbum en el que merece la pena invertir tiempo en escucharlo con detenimiento. Espacios abiertos, esa es la sensación que a mi me da cuando lo escucho. No tengáis prejuicios. Abrir vuestra mente. La travesía no es fácil, cuesta cruzar la primera puerta, pero una vez que lo consigáis, preparaos para el viaje más increíble que podáis imaginar, a través de senderos sonoros que nunca sabréis a dónde os llevará. No intentéis memorizarlos, no podréis. Quizás a veces el sendero os parezca demasiado largo, demasiado tortuoso. Quizás incluso os perdáis. No cejéis. Al final encontraréis la salida, o aún mejor… un nuevo sendero que descubrir. Hoy os llevará a un lugar, la próxima vez, Dios dirá…..”Somos parte de el sol…”



Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar



Subir al inicio
 
 
  IP Registrada
ubik
Moderador Global
*****



Recuerda el futuro

Mensajes: 802
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #8 - 12.03.07 a las 22:17:33
 
TALES FROM TOPOGRAPHIC OCEANS- LETRAS


The Revealing Science Of God

SHRUTIS: The Revealing Science of God can
be seen as an ever-opening flower in which
simple truths emerge examining the complexities
and magic of the past and how we should not forget
the song that has been left to us to hear. The
knowledge of God is a search, constant and clear.

Dawn of light lying between a silence and sold sources,
Cahsed amid fusions of wonder, in moments hardly seen forgotten
Coloured in pastures of chance dancing leaves cast spells of challenge,
Amused but real in thought, we fled from the sea whole.
Dawn of thought transfered through
moments of days undersearching earth
Revealing corridors of time provoking memories,
disjointed but with purpose,
Craving penetrations offer links with the self instructor's sharp
and tender love as we took to the air, a picture of distance.
Dawn of our power we amuse redescending as fast as misused
Expression, as only to teach love as to reveal passion chasing
Late into corners, and we danced from the ocean.
Dawn of love sent within us colours of awakening among the many
Won't to follow, only tunes of a different age, as the links span
Our endless caresses for the freedom of life everlasting.

Talk tothe sunlight caller
Soft summer mover distance mine

Called out a tune but I never saw the face
Heard but not replaced
I ventured to talk, but I never lost my place

Cast out a spell rendered for the light of day
Lost in lights array
I ventured to see, as the sound began to play

What happened to this song we once knew so well
Signed promise for moments caught within the spell
I must have waited all my life for this
Moment moment

The future poised with the splendour just begun
The light we were as one
And crowded through the curtains of liquid into sun

And for a moment when our world had filled the skies
Magic turned our eyes
To feast on the treasure set for our strange device

What happened to wonders we once knew so well
Did we forget what happened surely we can tell
We must have waited all our lives for this
Moment moment moment

Star light movements in seasons
Release forward
Tallest rainbow
Sun shower seasons
Life flower reasons

They move fast, they tell me,
But I just can't believe that I can feel it
There's someone, to tell you,
amidthe challenge we look around in unison with you

Getting over overhanging trees
Let them rape the forest
Thoughts would send our fusion
Clearly to be home

Getting over wars we do not mean
Or so it seems so clearly
Sheltered with our passion
Clearly to be home

They move fast, they tell me,
But I just can't believe they really mean to
There's someone, to tell you,
And I just can't believe our song will leave you
Skyline teacher
Warland seeker
Send out poison
Cast iron leader

And through the rhythm of moving slowly
Sent through the rhythm work out the story
Move over glory to sons of old fighters past.
Young Christians see it from the beginning
Old people feel it that's what they're saying
Move over glory to sons of old fighters past.

The move fast, they tell me,
But I just can't believe they really mean to
There's someone, to tell you,
A course towards a universal season

Getting over overhanging trees let them
Rape the forest, they might stand and leave them
Clearly to be home
Getting over wars we do not mean
We charm the movement suffers
Call out all our memories
Clearly to be home

We've moved fast
We need love
A part we offer is our only freedom

What happened to this song we once knew so well
Signed promise for moments caught within the spell
We must have waited all our lives for this
Moment moment

Past present movers moments we'll process the future, but only
To touch him we know, send flowered rainbows
That chased flowers of dark and lights of songs
To you, show all we feel for and know of, cast round,
Youth is the truth accepting that reasons will relive
And breathe hope and chase and love
For you and you and you  

The Remembering (High the Memory)

SURITIS: The Remembering. All our thoughts, impressions, knowledge,
fears, have been developing for millions of years. What we can relate
to is our own past, our own life, our own history. Here, it is especially
Rick's keyboards which bring alive the ebb and flow and depth of
our mind's eye; the topographic ocean. Hopefully we should appreciate
that given points in time are not so significant as the nature of
what is impressed on the mind, and how it is retained and used.

As the silence of the seasons on we relive abridge sails afloat
As to call light to the soul shall sing of the velvet sailors' course on
Of the velvet sailors' course on
Shine or moons send me memories trail over days of forgotten tales
Course the compass to offer into a time we've all seen on
Into a time we've all seen on

High the memory carry on
While the moments start to linger
Sail away among your dreams
The strength regains us in between our time
The strength regains us in between our time

As we shall speak to differ also the ends meet the river's on
So the ends meet the river's son

Ours the story shall we carry on
And search the forest of the sun
We dream as we dream! Dream as one
And I do think very well
That the song might take you silently
They move fast
They tell me
There's someone rainbow
Alternate tune

In the days of summers so long
We danced as evenings sang their song
We wander out the days so long
And I do feel very well
That the evenings take you
Silently, they move round
Sunlight, seeing ground
Whispers of clay
Alternate ways

Softer messages bringing light to a truth long forgotten on
As we shall speak todiffer also the ends meet the river's son
So the ends meet the river's son

I reach over and the fruit of life stands still
Stand awhile we search our past we start anew
The music sings of love you knew
We walk around the story

Out in the city running free
Sands of companions sides that be
The strength of the meeting lies with you
Wait all the more regard your past
School gates remind us of our class
Chase all confusion away with us

Stand on hills of long forgotten yesterdays
Pass amongst your memories told returning ways
As certain as we walk today
We walk around the story

Out in the city running free
Days pass as seconds turn the key
The strength of the moment lies with you

Don the cap and close your eyes imagine yourself that is the challenge
Iron metal caast to other
Distant drums

Force the bit between the mouth of freedom didn't learn to fly
Remember to sail the skies
Distant suns
Will we reach
Winds allow
Other skylines
Other skylines to hold you

Relayer
All the dying cried before you
Relayer
We've rejoiced in all their meaning
Relayer
We advance we retrace our stories

Like a dreamer all our lives are only lost begotten changes
We relive in seagull's pages
Outwards ways

Things are all in colours and the size of other's shall send you forward
Arranged to sail you toward
A peace of mind
Will we reach
Winds allow
Other skylines
Other skylines to hold you

Relayer
All the passion spent on one cross
Relayer
Sail the futile wars they suffer
Relayer
We advance we retrace our story, fail safe now

Stand on hills of long forgotten yesterdays
Pass amongst your memories told returning ways
As certain as we walk today
Press over moments leaving you

Out in the city running free
Days pass as seconds turn the key
The strength of the moment lies with you
Out tender outward lights of you
Shine over mountains make the view
The strength of you seeing lies with you

Ours entrace we surely carry on
And change the passing of the sun
We don't even need to try we are one

And I do think very well
As the truth unfolds you
Silently
They move time
Rainbows
Sunlight
Alternate tune
Alternate tune

Rainbows
Soft light
Alternate view
Sunlight
Tell Me
Someone
Alternate view
Alternate view, surely, surely  

The Ancients (Giants Under the Sun)

PURANAS: The Ancient probes still further into the past beyound the
point of remembering. Here Steve's guitar is pivotal in sharpening
reflection on the beauties and treasures of lots civilisations,
Indian, Chinese, Central American, Atlantean. These and other
people left an immense treasure of knowledge.

As one with the knowledge and magic of the source
Atuned to the majesty of music
They marched as one with earth

Sol, Dhoop
Sun
Ilios
Naytheet
Ah Kin
Saule
Tanatiuh
Qurax
Gunes, Grian
Surie
Ir
Samse

So the flowering creativity of life wove its
Web face to face with the shallow
And their gods soought out and conquered: Ah Kin

Do the leaves of green stay greener through the autumn
Does the colour of the sun turn crimson white
Does a a shadow come between us in the winter
Is the movement really light

And I heard a million voices singing
Acting to the story that they had heard about
Does one child know the secret and can say it
Or does it all come out along without you
Along without you
Along without you

Where does reason stop and killing just take over
Does a lamb cry out before we shoot it dead
Are there many more in comfort understanding
Is the movement in the head

And I heard a million voices singing
Acting to the story that they had heard about
Does one child know the secret and can say it
Or does it all come out along without you
Along without you
Along without you  

Ritual (Nous Sommes du Soleil)

TANTRAS: The ritual seven notes of freedom to learn and to know the
ritual of life. Life is a fight between sources of evil and pure love.
Alan and Chris present and relay the struggle out of which comes
a positive source. Nous sommes du soleil. We are of the sun.
We can see.

Nous sommes du soleil we love when we play
Nous sommes du soleil we love when we play

Open doors we find our way
We look we see we smile
Surely daybreaks cross our path
And stay maybe a while

Let them run, let them chase
Let them hide between
Constant doors will open eyes
As life seems like
Life seems like a
Fight, fight, fight

Maybe I'll just sing awhile
And then give you a call
Maybe I'll just say hello
And say maybe that's all

Hurry home as love is true
Will help us through the night
Till we're coming home again
Our life seems like
Life seems like a
Fight, fight, fight

Catch as we look and use the passions that flow
As we try to continue
We receive all we venture to give

Maybe we'll just stand awhile
And surely we can call
Dreams are said to blossom courage
Constant to the soul

Change we must as surely time does
Changes call the course
Held inside we enter daybreaks
Asking for asking four
The source
The source
The source
Sent as we sing our music's total retain

As we try and consider
We receive all we venture to give
All we sai is our
Soul constant sight listener
We won't tender our song clearer
Till we sail
Then I will be there
And I will be there
As clearer companions
Shall call to be near you
They move around tell me that
Move around surely sing
As they don't seem to matter at all
At all at all

Hold me my love, hold me today call me round
Travel we say, wander we chchoose love tune
Lay upon me, hold me around lasting hours
We love when we play

We hear a sound and alter our returning
We drift the shadows and course our way on home
Flying home
Going home

Look me my love sentences move dancing away
We join we receive
As our song memories long hope in a way
Nous sommes do soleil
Hold, me around, lsting ours
We love when we play
Nous sommes do soleil
Nous sommes du soleil
Nous sommes du soleil  






Subir al inicio
 
 
  IP Registrada
Mr. Green Genes
Ex-miembro



Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #9 - 21.03.07 a las 13:24:31
 
Relayer

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


Personalmente, éste es mi álbum favorito de Yes. Pienso que aquí la banda da su máximo a nivel instrumental, tanto de técnica como de ambición. Desde un principio lo que más me impresionó (y sigue haciéndolo) fue el trabajo de Steve Howe, que considero uno de los puntos más altos de un guitarrista en el progresivo. Evidentemente, The Gates of Delirium es el tema que hace que priorice este álbum sobre los demás, pero Sound Chaser es otro tema brutal. Éste es EL TEMA jazz-rock de Yes, al igual que hizo la PFM con "Via Lumiere" o Genesis con unos cuantos repartidos entre "Atrick of The Tail" y "Wind and Wuthering", dentro de los clásicos del sinfónico más puro (que se me ocurran ahora). Sinceramente, creo que el acercamiento de Yes es el más acertado de todos, gracias a la enorme imaginación de Howe y a que Moraz se desenvuelve en ese estilo como pez en el agua. To Be Over, por otra parte, es un tema que siempre me encandiló con ese bonito final.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
El "Art Work" es simplemente maravilloso.


Relayer es el séptimo álbum de Yes. Grabado y fue lanzado en 1974, es la única grabación de estudio en la que participa el teclista Patrick Moraz, sustituyendo a Rick Wakeman, quien había abandonado Yes el año anterior. Moraz venia del trio progresivo Refugee, formado junto a los dos ex-The Nice Lee Jackson (bajo y voz) y Brian Davidson (bateria).


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar



Después del ambicioso álbum conceptual Tales from Topographic Oceans, Wakeman salió de Yes para proseguir su carrera como solista. La banda examinó a varios sustitutos potenciales, incluyendo al tecladista griego Vangelis (que entre que no convenció demasiado en la audición y su miedo a los aviones fue descartado pronto) , pero terminaron eligiendo al suizo Patrick Moraz como reemplazo con el álbum en plena producción.


Temas:


  1. Gates Of Delirium (22:55)
  2. Sound Chaser (9:25)
  3. To Be Over (9:08)

Musicos:


   * Jon Anderson / voces
   * Chris Squire / bajo y voces
   * Patrick Moraz / teclados
   * Alan White / batería y percusiones
   * Steve Howe / guitarras y voces




La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


The Gates Of Delirium


Este tema es una reflexión sobre la guerra inspirado en la obra de Tolstoi, "Guerra y Paz". Su fin original no es una moralina sobre el sinsentido de la guerra, más bien se trata de meditar sobre la mente y las emociones de los combatientes en la guerra: sus motivaciones, sus miedos y sus frustraciones. Precisamente el título del tema representa a la perfección lo que refleja el tema; las puertas del delirio, de una locura dada por el enfrentamiento de los deseos más íntimos. Se trata de una guerra que no sólo se produce en el campo de batalla, sino también en la mente del combatiente, que suele comenzar con la furia inicial, el ánimo, para terminar siendo vencidos por el sentimiento de frustración generado al final del combate, con el único deseo de que todo termine, pensando por qué tiene que acabar todo así. Todo esto queda fielmente reflejado en la evocadora música de Yes. El inicio del tema es lo suficientemente enérgico como para poner en situación, con un gran trabajo de Moraz en los teclados a la hora de crear atmósferas y efectos y un Steve Howe brutal. Tras ese inicio reflexivo y moralizador del combatiente antes de la batalla llega la explosión instrumental con el mítico leit-motiv del tema (que tampoco es que se repita mucho). Cuando Anderson les mostró la idea del tema con el piano cuenta: "mientras hacia: 'tanan - tanan - tanantanan - tanantanannnn', todos me miraban como si estuviera loco..." A partir de aquí creo que se da una de las cumbres instrumentales de Yes, con alternancias de solos sobre el tema principal entre los que destaca la impresionante base de bajo de Squire y la guitarra de Howe, que habría dado positivo en el antidopping aquel día (bueno, por aquel entonces lo habrían dado todos, independientemente de lo bien que tocaran...), y todo acompañado por los magníficos efectos sonoros introducidos por el teclista, que te sumen en una auténtica batalla y te recrean hasta los paisajes. Tras esto, llega el absoluto caos, liderado por un White que realiza su mejor labor percusiva en Yes, las batallas. Una que describe lo más cruento del cuerpo a cuerpo con el lógico afán de victoria y otra en la cabeza del combatiente: su furia guerrera contra la desesperanza de lo que significa la propia guerra. Esta dicotomía se va resolviendo a base de sección rítmica, la brutal percusión de White y el marcado bajo de Squire son los últimos sablazos y disparos que decantan la victoria, mientras Howe y Moraz contruyen el escenario con sus solos alternos. La victoria del sentimiento de un guerrero al final de la batalla; la victoria de su deseo de que todo acabe. La ira se apacigua en favor de una esperanza, quizá vana, en que pronto llegará el fin, llegará la paz. El final es como una oración al término del combate. Soon es la conclusión, pero aquí da igual el texto, sólo queda la música como reflexión final. Sin duda, esos 3 minutos finales son de las cosas más bellas que se han escrito en los últimos 40 años de música. La voz de Anderson aquí nadie la puede tachar de irritante, la técnica de Howe tampoco de sucia y a Moraz de... ¡todo lo que no sea Wakeman es peor! Simplemente perfecto, la lírica de Anderson, los colchones de mellotron de Moraz y... Howe. El final es perfecto para una absoluta obra maestra que considero el cénit instrumental de esta banda. Es curioso que la crítica tachó este tema de tener una estructura incoherente; yo, en cambio, pienso que ésta es absolutamente perfecta. Desde luego, si lo que querían era un suite con estribillo no lo iban a hacer, para eso está Close To The Edge. Yes sabía perfectamente que siguiendo la misma fórmula era imposible alcanzar un nivel similar, por eso hicieron algo totalmente diferente... y funcionó.



Sound Chaser


Uno de los temas más olvidados de la historia clásica del grupo y uno de los más brutales. Un tema que para muchos "no suena a Yes" por ser demasiado cercano al jazz. Yo no veo otra cosa que el sonido de Yes enriquecido por la influencia del jazz. Aquí Moraz se suelta desde el principio acompañado por la fuerza de Squire, aunque el verdadero protagonista es, una vez más, Howe. Tras un impresionante y abrasivo riff se suelta un solo lleno de imaginación en el que condensa toda su personalidad y originalidad como guitarrista y que vuelve al tema inicial. Howe continúa llevando el peso del tema con su pedal steel guitar alternado por los desquiciantes cantos de Anderson. No puedo olvidar el maravilloso solo de Moraz con su Rhodes, obvia los mordentes barrocos y aporta un estilo propio puramente jazzero (su sonido me recuerda a Zawinul) que revitaliza el sonido del grupo. El final es simplemente espectacular, con uno de los mayores derroches de salvajismo instrumental polirrítmico de la historia del grupo.  Sólo puedo decir que este es uno de los temas más originales y rompedores de un grupo que ya había hecho mucho y no renunciaba a reinventarse. ¡Chapeau!




To be Over


Estamos ante otra joyita que ha pasado discretamente a los anales de la banda. Es una balada semilenta que sería comparable a "And You And I". Este tema carece del impresionante dramatismo del mítico tema de "Close To The Edge", pero creo que es más compacto y mejor estructurado de principio a fin. La guitarra de Howe vuelve a adquirir un protagonismo merecido para hacer melodía las espirituales reflexiones de Anderson de un tema y un álbum que, como dice el título, está terminando. El trabajo melódico es precioso, con un acertado leit-motiv liderado por Moraz y acompañado por los ingeniosos contrapuntos de Howe. El tema acaba con unos solemnes coros que recrean ese camino a la iluminación mediante la sabiduría dada por la experiencia del que habla la letra. Ésta, por otra parte, parece muy influida, como otros temas del grupo, por la etapa más puramente espiritual de Hermann Hesse, el Hesse de Siddharta.



Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


Subir al inicio
 
 
  IP Registrada
Edu Senogul
God Member
*****



Oyescuchando y Observabsorbiendo

Mensajes: 1 564
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes - Going for the one
Respuesta #10 - 22.03.07 a las 21:40:16
 
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

YES - GOING FOR THE ONE (1977)

Going for the one (05:31)
Turn of the century (07:53)
Parallels (05:55)
Wonderous stories (03:46)
Awaken (15:26)

RICK WAKEMAN: Organ, piano, keyboards, choir arrangement, polymoog.
JON ANDERSON: Vocals, harp.
STEVE HOWE: Guitar (acoustic, electric, steel), vocals.
CHRIS SQUIRE: Bass guitar, vocals.
ALAN WHITE: Percussion, drums.

Tiempo total: 38.31

 Para muchos seguidores del grupo este álbum representa el último gran trabajo de la megalómana banda, próximo al final de la década gloriosa del género, por lo que muchos de los factores positivos y negativos de las producciones de estos años y evoluciones musicales de los grandes grupos se ven reflejados en esta nueva entrega discográfica. Sea como fuere, Going for the one supone uno de los puntos más destacados y decisivos en el recorrido discográfico de Yes. Para una más o menos adecuada situacion del disco habría que remontarse, al menos, a su obra doble Tales from Topographic Oceans (1973), su más extensa obra conceptual que marca varias cosas. Por citar algunas de ellas, se muestra, exacervadamente, el carácter pomposo y ambicioso del grupo, tanto a nivel instrumental como al lírico; la marcha del baterista Bill Bruford y la entrada de Alan White; el trabajo de Wakeman se verá más profundizado en la superposición de texturas y atmósferas, algo que a mi juicio conecta más con el estilo de uso de teclados en este Going for the one (baste ver "Turn of the century" o "Awaken") que con los trabajos anteriores de Wakeman en Yes, o el más fusionero Relayer.

 Enlazando con el párrafo anterior, en el presente disco se vuelve a una estructura en donde predominan los temas mas cortos, aunque hay uno que supere los 15 minutos y otro que llegue casi a los 10. Desde The Yes Album (1971) y Fragile (1972) Yes no habia abogado por combinar temas de diversas longitudes, lo que puede dar una mayor agilidad a la escucha. Justo despues surgieron sus tres obras más grandilocuentes (estéticamente hablando), unidas a veces por una misma idea-concepto, lo que favorecía una escucha continua del disco en su totalidad. Por otra parte, otro aspecto a tener en cuenta es la re-aparición de la 2ª formación clásica de Yes -la primera sería con Bruford en la batería- con la vuelta de Rick Wakeman (sustituyendo a Patrick Moraz), retorno que lejos de implicar un estancamiento de ideas ancladas en el pasado se trabaja mano a mano para trabajar en busca de un sonido más modernista pero sustentado por una base compositiva que tenía un estilo propio y muchos años de trabajo a sus espaldas.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Este disco puede servir como perfecto paradigma de un cambio de estética importante dentro del contexto de los grupos de mentalidad progresiva, que supieron ir adaptándose a los gustos del momento y las nuevas corrientes sin perder cierta autenticidad (el que se daría sobre todo entre los años 1976-1978). Los temas largos de carácter épico (20 minutos o más) se fueron cada vez acortando más (la media podría quedar entre 8 y 14 minutos) y desapegándose de cualquier tipo de connotación pomposa; los pasajes instrumentales con densas texturas envolventes y paisajes sonoros sin ritmo aparente iban desapareciendo en favor del reforzamiento de una base rítmica plagada de sincopaciones, contratiempos, solos con grandes dosis improvisatorias y nuevos esquemas con influencias de otras corrientes como el jazz-rock, el funk o el reggae. La ruptura que supuso el punk y su cambio de mentalidad impuso un nuevo concepto en el que las bandas del estilo que estaba empezando a considerarse "pasado de moda" apostaron por enfatizar el componente dinámico y rítmico en detrimento de la pomposidad y los pasajes más estáticos y envolventes. Este acercamiento más "modernista" se puede ver en la estética musical, la temática textual e incluso la portada de Roger Dean, claramente más alejadas de los antiguos patrones que hicieron más reconocible al género. Lógicamente, en un lapso de tres años entre su anterior trabajo, Relayer y este Going for the one, el contraste de sonido se haría aún mayor.


LOS TEMAS

1 - Going for the one (Anderson): aqui nos encontramos el primer cambio radical del grupo. El disco se abre con unas guitarras más agresivas y directas que el fraseo habitual de Steve Howe, lo que da paso a un ritmo de rock más ligero y estridente en donde poco a poco te vas dejando llevar. Los toques del sonido Yes empiezan a aflorar, el juego de voces, los saltos intervalicos de Howe y el ágil ritmo de Yes (que siempre consigue hacer entendibles estructuras rítmicas irregulares). Un inicio que supone un contrastante pero muy interesante punto de partida a esta nueva etapa creativa del grupo.

 A nivel personal, determinados pasajes y punteos de Howe en este primer tema me recuerdan muchísimo a lo que después serán las guitarras de la época de los ochenta de Mike Oldfield: un timbre muy limpio haciendo éxtasis melodicos para culminar ciertos pasajes... Siguiendo con las conexiones Oldfield-Howe, hay algunas frases expresivas de Howe en Tales from topographic oceans (1973), tema 3, que me recuerdan a algunos momentos del Incantations (1978), tema 1.

2 - Turn of the century (Anderson/Howe/White): gran tema que ha abierto muchos conciertos de Yes. Aqui se patenta la antes mencionada atmosfera iniciada en el Tales..., dandole un toque muy espacial. Los pasajes de guitarra acustica de Howe, las líneas vocales armónicas y sus bases al bajo nos vuelven a traer a colacion las grandes características de los trabajos clásicos de Yes. Despues del torbellino del primer tema, nos traen la paz y la calma con uno de los pasajes mas bellos de Yes, llegando hacia la mitad a un gran momento culminante, cuando Wakeman se pasa al piano y Howe hace sus partes de guitarra electrica, como al final del "Gates of Delirium" del Relayer; un pasaje delicado que a veces quiere aspirar a cierto estilo polifónico orquestal. Una verdadera maravilla.  

3 - Parallels (Squire): en este tema, como en el primero del disco, se nos vuelve a mostrar a un Yes mas ligero, mas orientado a las canciones de estructura más sencilla, aunque ello no quite el tono épico de esta pieza. Las armonías vocales me recuerdan algo al muy posterior "Love will find a way" del Big Generator (1987), no lo puedo evitar. Quizas en este tema sea en donde se note mas el camino que van a seguir en sus entregas sucesivas aunque Wakeman ha tenido un gran acierto al interpretar este tema con un rotundo órgano de iglesia (concretamente de la Iglesia de San Martin, Vevey, Suiza), constituyendo una imprevisible mezcla al tener su contrapunto con un ritmo bien construido y algo pegadizo. A mi me recuerda en cierta manera al "Roundabout" (del Fragile) en algunos momentos, por el trabajo intrincado rítmico entre los acentos de la batería y el bajo (llegando a veces a no coincidir y ser desplazado, lo que favorece ese movimiento en la base), aunque por el sonido y todo de la bateria me recuerda mas al del Genesis del "Squonk" (A trick of the tail, 1976).

4 - Wonderous stories (Anderson): tema mas acústico que se convirtió en el tema de más éxito comercial (incluyéndose en su recopilatorio oficial THE VERY BEST OF YES), siendo single y llegando al número 7 en las listas británicas. Su delicado entramado armónico me recuerda en cierto modo a la del "Turn of the century" y constituye un estupendo preámbulo al gran tema final.

5 - Awaken (Anderson & Howe): todo lo que se diga de este tema es poco. Uno de los mejores momentos de Yes y del progresivo a su vez, creado por el tándem que nos dio el Tales o el Close, aunque unos añitos después. La gran epica del disco constituye una de sus cimas creativas, que establece nexos con sus anteriores trabajos. Los musicos estan todos geniales: Wakeman demuestra el virtuosismo del Fragile (ya desde el inicio con el piano) y la capacidad armonica del Tales; Anderson sigue siendo uno de los fuertes sustentos de Yes, sus líneas solistas expresivas y sus juegos vocales son impresionantes (vease en la parte mas contrapuntistica con el organo de iglesia); Howe tampoco defrauda y nos otorga muy buenas partes de guitarra, aunque deja mas protagonismo a Wakeman. Aun asi hay algunos momentos en los que imprime su sello (como en su punteo pseudo-flamenco en la parte mas lenta); Squire, como Howe, se dedica más que nada a reforzar las armonias, ya contundentes de por si... y White, aunque no sobresale se mantiene discreto para no darle ningun toque agresivo al tema y acabar de culminar la obra. El último tema te deja sereno, en paz, pero cumpliendo su función de conclusión apoteósica, lo que aqui se materializa con esa progresión que recuerda a las composiciones barrocas, en modo de perpetua movilidad, gracias a la armonía y al órgano, que crece en intensidad hasta ser todo un clímax con trasfondo de órgano (como ya se hizo en el Close). Al fin, se vuelve al principio, como algo cíclico, con acordes diluyentes. Despues de la tempestad viene la calma. Hay muchas ideas orientales en el trasfondo...

Tengo debilidad por este disco hay que decirlo. A pesar de no tener la complejidad y la ambición de otras obras, es un disco bello por su sobriedad (aunque eso en Yes sea una fuerte carga instrumental). Muy similar a lo que significo el Trick of the tail en la discografia de Genesis. Marca cambios en el estilo y en el sonido. Ese equilibrio entre la fórmula musical de elaborada factura y un espíritu más accesible puede suponer un buen punto de partida para los que busquen iniciarse en el universo sonoro de Yes, y no acostumbrados a este tipo de estructuras.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Un saludo para tod@s.

Eduardo G. Salueña


Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

Subir al inicio
 
 

Senogul, grupo progresivo asturiano, en la red: La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar y La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
  IP Registrada
nostromo
God Member
*****



No hay caminos para la
Paz, la Paz es el camino

Mensajes: 799
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #11 - 26.03.07 a las 23:50:19
 
TORMATO


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


Temas

1. Future Times (Yes) / Rejoice (Anderson) - 6:45
2. Don't Kill the Whale (Anderson, Squire) - 4:56
3. Madrigal (Anderson, Wakeman) - 2:23
4. Release, Release (Anderson, White, Squire) - 5:47
5. Arriving UFO (Anderson, Howe, Wakeman) - 6:03
6. Circus of Heaven (Anderson) - 4:30
7. Onward (Squire) - 4:02
8. On The Silent Wings of Freedom (Anderson, Squire) - 7:47



Músicos

Jon Anderson : vocals
Chris Squire : bass and vocals
Rick Wakeman : keyboards
Alan White : drums
Steve Howe : guitars



Instrumentación por temas


Future Time

Jon Anderson : Vocals and Alvarez 10 string guitar
Chris Squire : Harmonised Rickenbacker bass, bass pedals and vocals
Rick Wakeman : Birotron, Hammond organ and Polymoog  
Alan White : Drums, Military Snare Drum, Glockenspiel and Crotales
Steve Howe : Gibson Les Paul Custom and vocals


Rejoice

Jon Anderson : Vocals
Chris Squire : Harmonised Rickenbacker bass and vocals
Rick Wakeman : Birotron, Hammond organ and Polymoog  
Alan White : Drums
Steve Howe : Gibson Les Paul Custom, Martin 00045 and vocals


Dont Kill The Whale

Jon Anderson : Vocals
Chris Squire : Rickenbacker bass, piano and vocals
Rick Wakeman : Birotron and Polymoog  
Alan White : Drums
Steve Howe : Gibson “The Les Paul”


Madrigal

Jon Anderson : Vocals
Chris Squire : Bass pedals and vocals
Rick Wakeman : Harpsichord  
Alan White : Cymbals, Bell Tree and Crotales
Steve Howe : Spanish guitar and vocals


Release, Release

Jon Anderson : Vocals
Chris Squire : Gibson Thunderbird bass and vocals
Rick Wakeman : Birotron, Hammond organ and Polymoog  
Alan White : Drums, Persussion and vocals
Steve Howe : Fender Broadcaster and vocals


Arriving UFO

Jon Anderson : Vocals and Alvarez 10 string guitar
Chris Squire : Harmonised Rickenbacker bass, bass pedals and vocals
Rick Wakeman : Birotron, Polymoog and piano  
Alan White : Drums, Drum Synthesiser and gongs
Steve Howe : Gibson “The Les Paul” and vocals


Circus of Heaven

Jon Anderson : Vocals
Chris Squire : Rickenbacker bass and vocals
Rick Wakeman : Birotron and Polymoog  
Alan White : Drums and Crotales
Steve Howe : Gibson Elec. & Ac. Mandolin and vocals
Damion Anderson : Vocals


Onward

Jon Anderson : Vocals
Chris Squire : Rickenbacker bass and vocals
Rick Wakeman : Polymoog  
Alan White : Vibraphone and Crotales
Steve Howe : Gibson “The Les Paul”


On The Silent Wings of Freedom

Jon Anderson : Vocals and Alvarez 10 string guitar
Chris Squire : Harmonised Rickenbacker bass and vocals
Rick Wakeman : RMI, Birotron and Polymoog  
Alan White : Drums
Steve Howe : Gibson 175D



Entre los instrumentos tenemos que destacar dos teclados de los utilizados por Wakeman, por la novedad que representaban, se trataba del Birotron y del Polymoog. El primero es una evolución del popular Mellotrón desarrollado por Rick con la ayuda del ingeniero David Biro, el funcionamiento era similar al del Mellotrón a partir de cintas grabadas con diferentes sonidos. Se utilizó para recrear sonidos de cuerda, coros, flautas y metal. A partir de esta idea Wakeman  creo la compañía Birotronics Ltd., con la que fabricó apenas 35 instrumentos.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


El Polymoog es un sintetizador que ofrecía hasta un total de catorce sonidos preprogramados y un teclado polifónico (se podían tocar todas las notas a la vez) totalmente sensitivo. Para conseguir esto había sido necesario instalar un filtro y un VCA (oscilador controlado por tensión) para cada una de las 71 teclas. Las posibilidades de control se concretaban en el control del tiempo de ataque de los sonidos, y la velocidad y cantidad de modulación.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar




Datos técnicos

Todos los temas arreglados y producidos por YES
Ingenieros de grabación: Geoff Young y Nigel Luby
Asistentes de grabación: Peter Wolliscroft y Peter Schwier
Andrew Pryce Jackman arreglos y orquestación en “Onward” y arreglos de cuerda en “Madrigal” a partir de una idea original de Rick Wakeman
Grabado en  Advision Studios, London
Mezclas y grabaciones adicionales en Rok Studios, London
Productor ejecutivo: Brian Lane
Diseño del álbum: Hipgnosis
Discográfica: Atlantic Records
Año de edición: 1978


Nota:
Me estreno en el noble arte de las reseñas .... Espero no defraudaros demasiado y que tengais conmigo la indulgencia del novato, permitidme un par de citas buscadas para la ocasión.

Nuestra amistad no depende de cosas como el espacio y el tiempo. Richard Bach (Escritor y aviador estadounidense).

Amistad que acaba no había comenzado. Publio Siro (Poeta dramático romano).


Introducción: El disco y su contexto


Estamos ante el último trabajo de la formación “clásica” de Yes a finales de los 70’s (años dorados) del rock sinfónico. En un momento en que las grandes bandas que pocos años atrás habían escrito las páginas más gloriosas del progresivo, habían vendido millones de discos y llenado estadios enteros iniciaban una lenta, pero inexorable decadencia (quizás esta palabra suene un tanto fuerte), dejémoslo pues en que empezaron a producir temas con otra orientación, con otra sonoridad, con una comercialidad dirigida al gran público, más al nuevo gusto que empezaba a imperar en los albores de los 80’s  el New Wave, Punk, Tecno Pop, etc.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar Rick Wakeman

Las formaciones sufrían deserciones y cambios. Fue una etapa que muchos críticos y analistas calificaron de final de ciclo o transición. Así por citar algunos ejemplos, Génesis que ya en el año 1975 había perdido un pilar fundamental como era Peter Gabriel, sufría ahora la marcha de Steve Hackett. Camel también empezaba a tener  divisiones internas que poco más tarde desembocaron en la salida de Pete Bardens de la banda. King Crimson llevaba ya un par o tres de años fuera de circulación y en principio sin ningún síntoma de volver a juntarse. EL&P, después de que su último trabajo “Love Beach” no fuera bien aceptado ni por critica, ni por público progresivo en general, se embarcó en una mastodóntica gira (con acompañamiento de una orquesta sinfónica al completo incluida) que le supuso un estrepitoso fracaso económico.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar Alan White

En definitiva se intuía, se palpaba en el ambiente los aires de cambio y el final de un ciclo, (o el inicio de la citada etapa de transición). Y es en este contexto en el que Yes nos ofrece este trabajo “Tormato”, y es también ahora cuando iniciaremos la parte más subjetiva de la reseña.
En mi opinión nos hallamos ante un buen disco, un digno colofón a toda una larga etapa (1969-1978) en la que Yes nos había ofrecido obras maestras: “Close to the Edge”, “Fragile”, “Relayer”, por citar algunas. Obviamente el trabajo que nos ocupa no llega a la altura de estas obras, pero mantiene un cierto nivel y la esencia de Yes, un poco adaptada a los nuevos tiempos que corrían.

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Yes en Buffalo, 1978

Así, en cierta manera nos encontramos delante del primer acercamiento al pop de la banda. Los temas son más cortos, una tendencia que en realidad ya inician en su anterior trabajo “Going for the One”, sin estar relacionados unos con otros, no están dispuestos con una coherencia interna. Otra característica del álbum es que la tarea compositiva está muy repartida entre todos los músicos del grupo. Esto según declaraciones de la época del mismo Anderson, se debió a las críticas que había recibido, en el sentido de querer erigirse como el gran “controlador” de la banda en trabajos anteriores como el “Tales of Topographic Ocean”, lo cual supuso, como ya es sabido, disputas y rupturas dentro de la formación, que desembocaron finalmente en la salida de Wakeman de la banda en 1974.
Otra anécdota muy comentada en su momento fue la del título del álbum. Según cuentan las crónicas de la época, el diseño artístico del disco fue a cargo de la prestigiosa compañía Hipgnosis, que ya había diseñado la portada del anterior trabajo de Yes, aparte de haber trabajado anteriormente para otros grupos progresivos de reconocido prestigio, como por ejemplo: Pink Floyd, Led Zeppelín, Génesis, Alan Parsons, Caravan, etc. Pues cuando la citada compañía le envió la maqueta de la portada a Anderson no le gustó nada y le aplastó un tomate (también hay otras versiones que dicen que el tomate lo aplastó Wakeman), se a cual sea la versión real el caso es que por lo que se ve el resultado les gustó y así lo dejaron. De ahí el nombre del trabajo “Tormato”.  
Por último señalar que la voz de niño que aparece en la canción “Circus of Heaven” es la Damion Anderson, el hijo del propio Jon.  
El disco se encaramó hasta el octavo puesto en las listas británicas y llegó hasta el décimo puesto en el ranking USA.


Los temas


Future Times/Rejoice


El álbum se inicia con este tema que en realidad son dos, pues los dos se funden en uno solo, aunque a nivel compositivo el primero es obra de toda la banda y el segundo lo firma Anderson en solitario. Desde el principio se nota el dominio de las guitarras de Howe y los teclados de Wakeman, cosa que será una tónica habitual en todo el disco. En este tema la batería White suena un tanto machacona dándole un ritmo acompasado. La voz de Jon suena suave y fina como siempre. También se aprecia el giro hacia ese “nuevo” rock sinfónico, menos grandilocuente y atmosférico, pero no por ello exento de calidad ni cierto grado de experimentación, sobre todo en la parte de los teclados como ya ha quedado reflejado en apartados anteriores.


Don´t Kill The Whale


La nota ecologista de Yes, está basada en una noticia que relataba una matanza de ballenas. Según el propio Jon su intención era poner de relieve ante la opinión pública esta problemática, aunque más tarde matizó estás declaraciones diciendo que con eso no querían decir que se tuviese que acabar con los cazadores de ballenas, si no, regular mejor la citada actividad, en un intento claro de guardar un difícil equilibrio y equidistancia entre los sectores enfrentados.
Musicalmente hablando estamos ante una canción llena de fuerza, que se inicia con unos punteos de guitarra sobre fondos de teclados, a los que después añadimos las voces de Anderson, como solista y Squire como segunda voz. La guitarra sigue dominando, hasta la llegada del solo Rick con el Polymoog rematado de nuevos por los punteos de la guitarra de Steve y los coros sobre un fondo de Birotron. La batería de Alan, como siempre, suena en su lugar sin destacar demasiado, pero cumpliendo con su labor.
En definitiva un tema donde se conjugan a la perfección calidad y comercialidad.


Madrigal


Una canción llena de aires folk y un cierto gusto “medieval”. Rick toca el clavicordio haciendo un mini concierto de ese instrumento, que después se funde con la guitarra española de Steve y la voz de Jon, dando lugar a una composición corta pero de gran belleza y calidad, para mi gusto unos de los mejores temas del disco. Como anécdota podemos añadir que de esta canción se editó un video clip, práctica que se empezaba a poner muy de moda por aquellos años, donde Wakeman salía con un clavicordio vestido de época.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Clavicordio

Release, Release


Otro de los temas interpretado con más fuerza y ritmo del disco, fue una de las canciones más exitosas. Gran compenetración de la guitarra y los teclados, sustentados por una base rítmica impecable de batería y bajo, muy destacable un solo de batería muy sobrio a cargo de White, rematado por uno de guitarra de Howe muy técnico,  que da de nuevo la entrada a la voz de Jon, acompañada ahora por unos sobresalientes teclados de Wakeman. Una muestra más de que la calidad y comercialidad pueden convivir sin ningún género de dudas.


Arriving UFO


Estamos ante la aportación de Yes a la moda de las naves extraterrestres y las visitas de seres de otros mundos, muy en boga a finales de los 70. El grupo da su versión musical de esta temática a partir de un sonido deliberadamente electrónico, donde destacan las notas del Polymoog y el Birotron, aunque para mi gusto lo más destacable de este tema es la parte en que la guitarra Gibson de Howe parece que hable gracias a los efectos del “Wha-Wha”, impresionante!!!.


Circus Of Heaven


Preciosa fábula creada por Jon, un tema sencillo pero de gran belleza y sensibilidad. En este tema casi toda la base rítmica está a cargo del bajo de Chris que realiza un gran trabajo, muy bien acompañado por las guitarras de Steve y las sutiles percusiones de Alan. Destacable la aportación del propio hijo de Anderson, Damion, que recita unas estrofas al final de la canción.  


Onward


Quizás la canción más bella del disco, una balada de agradable sonido y ritmo pausado, una canción de amor de pocas letras pero muy expresiva. Y una demostración de la buena labor compositiva de Chris Squire, autor en solitario de este tema, que contó con la ayuda en los arreglos de cuerda de Andrew P. Jackman, con el que también colaboró en su disco en solitario del 1975 “Fish out of water”.


On The Silent Wings Of Freedom


Sin duda el tema más progresivo de todo el trabajo (también el más largo), el que más nos recuerda etapas anteriores de la banda. Se inicia con un ritmo acelerado de la batería de White, junto con unos toques de bajo distorsionado de Squire, al que se añaden los teclados de Wakeman y la guitarra de Howe, componiendo una introducción en la mejor línea sinfónica de Yes. Cuando se introduce la voz Anderson la canción, por así decirlo, ya está lanzada, las florituras y la riqueza de notas de la guitarra es extraordinaria (Steve demuestra por que está considerado uno de los mejores guitarras del progresivo), dando paso a los teclados de Rick que cierran el tema de manera fantástica.




Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
  IP Registrada
nostromo
God Member
*****



No hay caminos para la
Paz, la Paz es el camino

Mensajes: 799
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #12 - 27.03.07 a las 00:02:59
 
TORMATO


Las letras


Future Times
In the fountains of the Universe : Set time in accord
Sits the boychild Solomon : Ever turning round and round
In the cities of the Southern Sky : Set points Universe
Dreams he of glory : Pulsating round and round
Future times will stand and clearly see : Highest dancing
Of the course of innocence : Drifting drifting
See it all
See it all
Till tomorrow
See it all
See it all
Till tomorrow
Future times will stand and clearly smile
Of the course of innocence
Dantalion will ride again : Raging forth underland
The course of evils standing straight : Grind to grind
Hot metal will abound the land : Churning out shout
As the form regards our blazing hand :
Future times will stand and clearly see :
Of the course of innocence :
One the word will enter all our hearts
Two the duel will alter them
Three jewels countenance divine away delight away
Four the fight to free the land
Five the islands of Arabia
Six the tears that separate
Six the tears that separate

Rejoice
Rejoice forward out this feeling
Ten true summers long
We go round and round and round and round
Until we pick it up again
Time flies, on and on it goes
Thru the setting sun
Carry round and round and round and round
Until it comes to carry you home
--- | ---
Rejoice forward out this feeling
The white eagle soars
He goes round and round and round
Until the early winds of change
Dawns new light conquering timeless ease
Spread the harvest breeze
Let our hour of passion
Gently hold our heads on high with you
Gently hold our heads on high

Don't Kill The Whale
You're first I'm last
You're thirst I'm asked to justify
Killing our last heaven beast
Don't hunt the whale
In beauty Vision
Do we Offer much
If we reason with destiny, gonna lose our touch
Don't kill the whale
--- | ---
Rejoice They sing
They worship their own space
In a moment of love, they will die for their grace
Don't kill the whale
If time will allow
We will judge all who came
In the wake of our new age to stand for the frail
Don't kill the whale
CETACEI


Madrigal

I will be there said my friend of a distant life
Covered in greens of a golden age, set in stone
Follow me "he sounded of dreams supreme" follow me
Drifting within the glow and the after-glow of the eve
And if that firelight, I could match the inner flame
Sacred ships do sail the seventh age
Cast off your garments of fear, replace them with love
Most of all play with the game of the age
Highest of places remain all as one with you
Giving us light and the freedom of the day
--- | ---
And if that firelight, I could match the inner flame
Sacred ships do sail the seventh age
And have always been here
Celestial travelers have always been here with us
Set in the homes of the Universe we have yet to go
Countless expansions will arrive and flow inside of us
My friend, he of fantasy, dancing with the spirit of the age

Release, Release
Have you heard before, hit it out, don't look back
Rock is the medium of our generation
Stand for every right, kick it out, hear you shout
For the right of all of creation
We've heard before, but we just don't seem to move
The pressure's on is there lack of concentration
Power defy our needs, lift us up, show us now
Show us how amid the rack of confusion
Drive in thoughts of high, satisfy, in a plan
Set it out for all to understand it
We've heard before, but we just don't seem to move
The pressure's on is there lack of concentration
Lost and wondering, maybe, how it is
Seems to me, it's as simple as this
No matter, where you go, you're going to find
You won't see me in front, but you can't leave me behind
Power at first to the needs of each others days
Simple to lose in the void sounds of anarchy's calling ways
All unaccounted for in the craziness of power
In the craziness
Release all, release all, or abandon your hope for your brother
Release all, release all, or abandon your hope for your sister
Release, release, enough controllers
Show some signs of appreciated loyalties
Release, release, enough controllers
Show some signs of appreciated loyalties
--- | ---
Straight jacket, freedom's march, is it all, far beyond
Our reason of understanding
Campaign everything, anti-right, anti-left
Anticipate the love of creation
Stand for every right
Kick it out, hear you shout
Further the right
Further the right
Further the light
Of all of creation
Power at first to the needs of each other's days
Simple to lose in the void of anarchy's calling ways
All unaccounted for in the craziness of power
In the craziness
Release all, release all, or abandon your hope for your brother
Release all, release all, or abandon your hope for your sister
Release, release
Release, release
Release, release
Release, release


Arriving UFO

I could not take it oh so seriously really
When you called and said you'd seen a UFO
But then it dawned on me the message in writing
Spelt out a meeting never dreamed of before
I looked out, in the night
Strange and startling
Was the voice of time just saying
There's got to be a linking of everyone
Got to be a centre
It all comes flooding back
Arriving thru the eons of times immortal power of the future to behold
Vessels of a different impression, none that we could ever hope to have known
So look out, in the night
Once they arrive
Oh that perennial light
Impress a bolder Empire of Energy
In the ships we see
The coming of outer space

--- | ---
You say there's no reason to conjure
With the force as it has been known to be seen
You say I'm a fool a believer
Put your feet on the earth it is green
But look out, in the night
Wait for they arrive
To start such sciences anew
Here it is the coming of outer space
Such a pure delight
The coming of outer space


Circus Of Heaven

The day the Circus of Heaven came to town
Local folks lined the streets in a Midwestern town
Waiting anxiously for the parade to begin all round
On the very last day
A Unicorn headed the Mystical way
Surrounded by what seemed a thousand golden angels at play
Behind were Centaurs, elves, bright fairies all in colours of Jade
On the very final day
For what seemed only just a moment in time
Seven solemn flying silvered regal horses rode by
Seven golden chariots in tow, a wonder to behold
The Seven Lords of the Mountains of time
There then arose where nothing really stood there before
A giant tent rising one thousand feet high from the floor
Towns people flocked inside with their eyes all amazed
To greet the Seventh Lord of the Seventh age
A fanfare rang out in an incredible sound
Bringing out the strangest visions perfect harmony round
Any dreams he asked would they like to have seen
From historical or mythical scenes
Then there above their heads just as vivid as life
Each vision transported in multitudes inventing light
Grecian galleons, The Sack of Troy, to the Gardens of Babylon
A play of millions roared along
The gigantic dreams of Alexander the Great
Civil wars where brothers fought and killed their friendship in hate
All seen by Zeus performing scenes of the magical way
The day the circus came to town
Outside great animals as tame as the trees
Angels high in starlight dancing streets
Tuning their colours with indigo and gold
Dropping violet, red and emerald snow
As the circus finally changed its invisible course
A new world to be found
On the dreamy ground we walked upon
I turned to my son and said
"Was that something beautiful, amazing, wonderful, extraordinary beautiful?"
"Oh! it was OK!! But there were no clowns, no tigers, lions or bears,
candy-floss, toffee apples, no clowns."

Onward
Contained in everything I do
There's a love, I feel for you
Proclaimed in everything I write
You're the light
Burning, brightly
Onward through the night
Onward through the night
Onward through the night of my life
Displayed in all the things I see
There's a love you show to me
Portrayed in all the things you say
You're the day
Leading the way
Onward through the night
Onward through the night
Onward through the night of my life
Onward through the night
Onward through the night
Onward through the night of my life

On The Silent Wings Of Freedom
On the silent wings of Freedom
Where I offer myself midst the balancing of the Sun
On the winds of Celestial Seasons
That would carry me on, midst the balance of being one
On the dream of our love Eternal
That will eventually bring our living once more with you
Where we are coming from
Or where we go
We only know we come with sound
Where we are coming from
Or where we go
We only know we go around and round
On the back of your forty-second screamdown
Do you choose to be lost midst the challenge of being one
On the flight of regardless feelings
As you hurtle to fear midst the challenge of everyone
--- | ---
On the darkest night so painful
Do you hunger for love midst the torture of being one
On the passing light of Easing
Have you seen you inside midst the being of Everyone
To the common goal of Freedom
Where we offer ourselves midst the balancing of the Sun
Where we are coming from
Or where we go
We only know we come with sound
Where we are coming from
Or where we go
We only know we go around and round

Traducción de las letras


Tiempos Futuros

En las fuentes del universo coloca la hora de acuerdo a ello
Se sienta el muchacho Salomón siempre dando vueltas
En las ciudades del Cielo del Sur se ponen puntos en el universo
Sueña con la gloria pulsando dando vuelta tras vuelta

Los tiempos futuros se mantendrán y podremos ver claramente el baile más elevado
La ruta de la inocencia Flotando, flotando.

Míralo todo
Míralo todo
Hasta el mañana
Míralo todo
Míralo todo
Hasta el mañana
Los tiempos futuros se mantendrán
y podremos ver claramente
La ruta de la inocencia.

Dantalio  cabalgará de nuevo furioso por debajo de la tierra
La ruta del mal, se para derecho trabajo pesado
El metal ardiente poblará la tierra revolviendo gritos

A medida que la forma observa nuestra mano llameante
Los tiempos futuros se mantendrán
y podremos ver claramente
La ruta de la inocencia.

Uno, la palabra entrará a todos nuestros corazones
Dos, el duelo lo alterará
Tres, tres joyas de aspecto divino
nos deleitan a lo lejos
Cuatro, la lucha para liberar la tierra
Cinco, son las islas de Arabia
Seis, las lágrimas que separan
Seis, las lágrimas que separan.

Regocijo

En regocijo llevo este sentimiento
Por diez verdaderos veranos
Dando vueltas y vueltas y vueltas y vueltas
Hasta que lo tomamos de nuevo

El tiempo vuela, y va una y otra vez
A través del sol poniente
Llevando vueltas y vueltas y vueltas y vueltas
Hasta que venga para llevarte a casa.

En regocijo llevo este sentimiento
Remontan en vuelo las águilas blancas
El va dando vueltas y vueltas y vueltas y vueltas
Hasta los primeros vientos de cambio.

La nueva luz del amanecer conquista
con facilidad atemporal
Esparciendo la brisa de la cosecha
Dejando nuestra hora de pasión
Sosteniendo gentilmente nuestras cabezas a lo alto contigo.

Sosteniendo gentilmente nuestras cabezas a lo alto.

No Maten a las Ballenas


Estuviste primero, yo vine al último
Estás sediento, me preguntas que justifique
La matanza de nuestra última bestia celestial
No cacen a la ballena.

En una bella visión
¿Ofrecemos mucho?
Si razonamos con el destino,
vamos a perder nuestro toque
No maten a la ballena.

Cantan con alegría
Ellos adoran su propio espacio
En un momento de amor, morirían a su merced
No maten a la ballena.

Si el tiempo lo permitiera
Juzgaríamos a todos los que vinieron
Al despertar de nuestra nueva era
para defender la fragilidad
No maten a la ballena.

CETACEO....

Madrigal

Allí estaré, dijo mi amigo de una vida distante
Cubierto de verde de una era dorada,
incrustado en la piedra
Sígueme, "él sonaba como sonidos supremos", sígueme
Flotando dentro del suave brillo
y del resplandor de la víspera.

Y si esa luz de fuego,
pudiera competir con la llama interna.

Los barcos sagrados navegan la sétima era.
Desecha tus vestiduras del miedo,
reemplázalos con amor
Muchos de ellos siguen el juego de la era
El más elevado de los lugares
permanecen como uno contigo
Dándonos la luz y la libertad del día.

Y si esa luz de fuego,
pudiera competir con la llama interna.

Los barcos sagrados navegan la Sétima Era.
Y siempre han estado aquí.
Los viajeros celestiales siempre
han estado aquí con nosotros
Incrustados en los hogares del universo
a los que no hemos ido aún
Llegarán las incontables expansiones
y fluirán dentro de nosotros
Mi amigo, el de la fantasía,
bailando con el espíritu de la era.


Liberen, Liberen

Lo has escuchado antes, ponte de acuerdo, no mires atrás
El rock es el medio de nuestra generación
Defiende cada derecho, échalo a patadas, escúchate gritar
Por el derecho de toda nuestra creación.

Lo hemos escuchado antes,
pero parece que no nos conmueve
Existe la presión pero hay poca concentración.

El poder desafía nuestras necesidades,
nos eleva, nos muestra ahora
Nos muestra como dentro del bastidor de la confusión
Nos guía en pensamientos elevados,
nos satisface, en un plan
Expuesto para que todos lo entendamos.

Lo hemos escuchado antes,
pero parece que no nos conmueve
Existe la presión pero hay poca concentración.

Perdido y sorprendido, quizás, cómo es
Me parece que es tan simple como esto
No importa adonde vayas, vas a descubrir
Que no me verás en la primera fila,
pero no puedes dejarme atrás.

El poder al principio estuvo a las necesidades
de los otros días
Sólo para perderse en los sonidos vacíos
de los caminos que llevan a la anarquía
Todos irresponsables en la locura del poder
En la locura
Libéralos, libéralos,
o abandona tu esperanza para tu hermano
Libéralos, libéralos,
o abandona tu esperanza para tu hermana
Libéralos, libéralos, hay suficiente controladores
Muestra algunos signos de los apreciados lealtades
Libéralos, libéralos
Muestra algunos signos de los apreciados lealtades
Libéralos, libéralos.

Camisa de fuerza, marcha por la libertad,
eso es todo, mucho más allá
Nuestra razón para entender
En campaña por todo, anti derecha, anti izquierda
Anticipa el amor de la creación.

Defiende cada derecho
Échalo a patadas, escúchate gritar
Expande el derecho
Expande el derecho
Expande el derecho
De toda la creación.

El poder al principio estuvo a las necesidades
de los otros días
Sólo para perderse en los sonidos vacíos
de los caminos que llevan a la anarquía
Todos irresponsables en la locura del poder
En la locura
Libéralos, libéralos, o abandona
tu esperanza para tu hermano
Libéralos, libéralos, o abandona
tu esperanza para tu hermana
Libéralos, libéralos
Libéralos, libéralos
Libéralos, libéralos
Libéralos, libéralos


La Llegada del OVNI

No podía tomarte realmente tan en serio
Cuando llamaste y dijiste que viste un OVNI
Pero me di cuenta del mensaje escrito
Descifró un encuentro nunca antes soñado.

Y busqué, en la noche
Extraña y sobrecogedora
Fue la voz del tiempo que decía
Debe haber un enlace con todos
Tiene que ser un centro
Todo vuelve como una inundación.

Llegando a través de eones de tiempos inmortales
el poder del futuro para ser contemplado
Naves de una estampa diferente, ninguno de los
cuales hayamos esperado conocer.

Así que busqué, en la noche
Una vez que lleguen
En esa perenne noche
Imprimirán el más osado imperio de energía
Y en las naves veremos
La llegada desde el espacio exterior.

Me dices que no hay razón para conjurar
Con la fuerza que como sabemos debemos ver
Me dices que soy un tonto, un creyente
Pon tus pies en la tierra, que es verde.

Pero busca, en la noche
Espera porque cuando lleguen
Empezarán muchas nuevas ciencias
Esta es la llegada del espacio exterior
Tal deleite puro
La llegada desde el espacio exterior.


Circo del Cielo


El día que el Circo del Cielo llegó a la ciudad
Los vecinos se alinearon en las calles
en un pueblo del Centro Oeste
Esperando ansiosamente que empiece
el desfile por todas partes
En el día final.

Un unicornio encabezaba el camino místico
Rodeado de lo que parecían miles de
ángeles dorados que jugaban
Detrás venían Centauros, elfos,
hadas brillantes todos en tonos de jade
En el día final.

Por lo que parecía sólo un momento en el tiempo
Siete caballos reales plateados
cabalgaban en solemne vuelo
Remolcando siete carrozas doradas,
una maravilla para ser contemplada
Los Siete Señores de las Montañas del Tiempo
Se pararon allí donde nada había antes
Y alzaron un toldo gigantesco de mil pies (de altura)
Toda la gente del pueblo entró en manada
con ojos sorprendidos
Para recibir al Sétimo Señor de la Sétima Era
Sonó una fanfarria en un sonido increíble
Trayendo alrededor las visiones más extrañas
en perfecta armonía
Viendo cualquier sueño que pidieran
Sean escenas históricas o míticas.

Luego desde encima de sus cabezas
tan vívida como la vida misma
Cada visión transportaba a las multitudes
descubriendo la luz
De galeones griegos, el saqueo de Troya
a los jardines de Babilonia
Una obra de millones rugiendo al mismo tiempo
Los sueños gigantescos de Alejandro el Grande
Las guerras civiles en los que pelearon los hermanos
y mataron su amistad con el odio
Todos vistos por Zeus ejecutando
escenas de una manera mágica
El día que el circo llegó al pueblo.

Afuera habían grandes animales
tan dóciles como los árboles
Los ángeles a lo alto bajo la luz de las estrellas
bailando en las calles
Cambiando sus colores a índigo y dorado
Dejando caer copos de nieve de color
violeta, rojo y de esmeralda
A medida que el circo finalmente
cambiaba su ruta mágica
Hallaremos un nuevo mundo.

En el campo ensoñador sobre el que caminamos
Viré hacia mi hijo y le dije
"¿No fue eso algo bello, sorprendente,
maravilloso, extraordinariamente bello?"

"¡Oh!  ¡Estaba bien!  Pero no hay payasos, ni tigres, leones ni osos,
dulces de azúcar, manzanas de toffee, no hay payasos".


Hacia Adelante


Contenido en todo lo que hago
Hay un amor, que siento por ti
Proclamado en todo lo que escribo
Eres la luz
Ardiendo, brillantemente
Hacia adelante en la noche
Hacia adelante en la noche
Hacia adelante en la noche de mi vida.

Mostrado en todas las cosas que veo
Hay un amor que me mostrado
Eres el día
Que conduces el camino
Hacia adelante en la noche
Hacia adelante en la noche
Hacia adelante en la noche de mi vida.
Hacia adelante en la noche
Hacia adelante en la noche
Hacia adelante en la noche de mi vida.


En las Silenciosas Alas de la Libertad


En las Silenciosas Alas de la Libertad
Donde nos ofrecemos entre el equilibrio del sol
En los vientos de las estaciones celestiales
Que podríamos continuar,
¿entre el balance de estar solo?
En el sueño de nuestro amor eterno
Que eventualmente llevaría mi vida
a estar una vez más contigo.

De donde venimos
O adonde vamos
Sólo sabemos que venimos con el sonido.
De donde venimos
O adonde vamos
Sólo sabemos que vamos alrededor.

Sobre las espaldas de tu grito
de cuarenta segundos
¿Elegiste estar perdido ante el reto de estar solo?
En el vuelo de sentimientos indiferentes
Mientras te arrojas al miedo
ante el reto de cada uno.

En la noche más oscura y tan dolorosa
¿Ansías por el amor entre la tortura de estar solo?
En la luz pasajera de la tranquilidad
¿Has visto dentro de ti entre el ser de cada uno?
A la meta común de la libertad
Donde nos ofrecemos entre el equilibrio del sol.

De donde venimos
O adonde vamos
Sólo sabemos que venimos con el sonido.
De donde venimos
O adonde vamos
Sólo sabemos que vamos alrededor.
Subir al inicio
 
 

La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
  IP Registrada
icrp1961
God Member
*****



Yo no soy el Kwisatz Haderach

Mensajes: 2 203
Género: male
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #13 - 03.04.07 a las 16:38:23
 
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Yes – Drama

1 – Machine Messiah
2 – White Car
3 – Does it Really Happen?
4 – Into the Lens
5 – Run Through the Light
6 – Tempus Fugit
Escrito, producido y arreglado por Yes. Bases producidas por Eddie Offord.
Publicado por el sello Atlantic el 18 de agosto de 1980.

Trevor Horn: voz y bajo (“Run Through the Light”)
Steve Howe: guitarras y voces
Geoff Downess: teclados y vocoder
Chris Squire: bajo, voces y piano (“Run Through the Light”)
Alan White: percusión y voces

La segunda edición remasterizada –la más reciente- incluye 10 temas adicionales.
7 – Into the Lens (I Am a Camera) (versión para disco sencillo)
8 – Run Through the Light (versión para disco sencillo)
9 – Have We Really Got to Go Through This
10 – Song No. 4 (Satellite)
11 – Tempus Fugit (tracking session)
12 – White Car (tracking session)
13 – Dancing Through the Light
14 – Golden Age
15 – In the Tower
16 – Friend of a Friend

En los temas 9 y 10 aparece el trío formado por Steve Howe, Chris Squire y Alan White. Los temas 13 a 16 fueron grabados por la formación clásica de Yes.

Mucho se ha hablado de este álbum en el foro ya. Siguiendo la senda de
--->
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar, se puede ver lo que se piensa sobre este álbum y los subsiguientes. Como ya podréis adivinar mi opinión es positiva, pero antes de entrar en materia hagamos un poco de historia personal.
Tormato fue el último disco de Yes que escuché cuando salió. Me decepcionó tanto que el siguiente disco que adquirí (y por tanto escuché) en el momento de su publicación fue Keys to Ascension. Es decir, cuando Drama se publicó yo ya estaba desenganchado, empezaba mi época universitaria y yo ya estaba metido en el jazz y en el sello ECM. Supe de los cambios de personal del grupo y algo vi en la televisión alguna vez, incluida la nueva versión de “I Am a Camera” del segundo y último disco de The Buggles.
Fue en 1992, después de que la adquisición de la caja Frame by Frame de King Crimson, provocara en mí un renacimiento de mis intereses progresivos cuando adquirí la caja Yesyears y empecé a conseguir los discos que no tenía del grupo, por orden, del más antiguo al más actual. Llegué a Drama –disco que he comprado dos veces, en sucesivas remasterizaciones– y me daban ganas de darme de bofetadas por ser tan estúpido por haber dejado pasar 12 años más o menos hasta escuchar este álbum. De hecho es el disco de Yes más “moderno” del grupo que me gusta por completo y del que disfruto plenamente. Nada de lo que vino después me ha satisfecho como Drama.
Hagamos un poco de historia previa. Por las razones que fuesen Anderson y Wakerman andaban excluidos en aquél momento de la dinámica del grupo. El power trío restante se puso a trabajar grabando una serie de maquetas, parte de las cuales conocemos por grabaciones no oficiales y dos de ellas aparecen aquí como bonus tracks. The Buggles y Yes compartían manager. La historia tal y como ha sido contada es que los primeros habían escrito una canción (“We Can Fly From Here”) pensando en los segundos, fueron a llevársela al grupo y de repente se encontraron siendo parte de éste. Bien, repito que el manager era común y que Yes tenía compromisos que cumplir (disco y gira –esto es como la antítesis del arte, crear por compromiso–) y yo creo que este encuentro fue propiciado, sino dirigido. Hay material no oficial que documenta lo que aportaron The Buggles a las maquetas del trío, sobreimponiendo teclados y líneas vocales. Finalmente compusieron y grabaron el disco, con ayuda de Eddie Offord y portada –hermosa– de Roger Dean.
Finalmente deseché la idea de hacer una revisión “técnica”, ya que eso lo pueden hacer mejor otros. Mi última escucha del disco fue estrictamente para disfrutar no para analizar –como las anteriores–.
Drama se abre con “Machine Messiah”, su pieza más larga al superar los diez minutos de duración y quizá la más compleja de todas al contar con tres partes. Tras un inicio bastante contundente la voz aparece pasado el minuto y medio de una forma que va a ser característica de esta época, con Horn muy arropado por los demás, sobre todo por Chris Squire. Toda la pieza, con su variedad de ambientes, está dominada por Howe como solista, ya que Downess parece más ocupado en rellenar con detalles y dibujos que intentar competir como solista. Largo y dinámico, no hay mejor forma para empezar un álbum compuesto por estos seis temas.
Sigue “White Car”, el tema más breve de Drama ya que no llega a los dos minutos, pero que es como un pequeño milagro. Dividido en dos fases, un pasaje instrumental precede a una pequeña sección vocal. Todo ello hecho con mucho gusto. En mi opinión hubiera interesado seguir por esa línea de trabajo, ya que en directo la pieza se usó como introducción al solo de teclado de Downess. En el álbum tiene un papel como el de “The Clap” en The Yes Album, servir de engarce entre los temas principales del disco. Si a algún disco se parece Drama es a The Yes Album, su estructura es muy similar.
La cara A del disco terminaba con otra de sus canciones mayores del álbum, “Does it Really Happen?”, canción que se convirtió en pieza de apertura de los recitales, la sucesora de “Siberian Khatru”, “Sound Chaser” o “Parallels”. No le faltan virtudes para ello, tiene un dinamismo, un “drive” terrible con unos riffs desde el bajo, que son pura esencia yessiana. La coda final, sobre la cual Squire construye un solo de bajo es algo memorable. Es de las cosas que uno no quiere que acaben nunca.
La segunda cara del vinilo empezaba con otra de sus piezas memorables y más largas, “Into the Lens”. Su inicio es abolerado y es otro recital de formas yessianas –al fin y al cabo, Howe y Squire se habían propuesto hacer un disco que recapitulase la música de Yes–, pero es el tema donde yo veo más aroma Buggles en todo Drama. No es de extrañar que una versión “deconstruida” del tema fuera grabada por The Buggles, después.
Le sigue el tema más peculiar del álbum y el único que, parece ser, no se tocó en directo de todo Drama, “Run Through the Light”. Es una pieza con historia, ya que se remonta la menos a las sesiones del álbum perdido de 1979, como atestigua el bonus track “Dancing Through the Light”. Es uno de los pocos temas de Yes en los que estando presente Chris Squire, otro músico toca el bajo. Tras una primera parte vocal el grupo se mete en un pequeño desarrollo instrumental.
El disco termina con otra de sus piezas mayores, “Tempus Fugit”, de nuevo una  canción dinámica y atractiva, que es de lo poco de Drama que ha sido citado por versiones posteriores del grupo en directo, como parte de “Whitefish” en el 9012-Live, por ejemplo. Una buena manera de cerrar un disco algo corto de duración, ya que no llega a los 40 minutos, creo recordar.


La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar


Los bonus tracks comprenden temas más o menos interesantes y algunas curiosidades. Yo no hubiera incluido los temas con la formación clásica del grupo aquí, sino como bonus tracks de Tormato, haciendo un disco adicional entre estas sesiones de Paris y los propios bonus tracks de aquél disco. Su presencia en la edición de Drama, salvo por “Dancing Through the Light”, desvirtúa la “unidad de sonido” de la formación que grabó este álbum.
El texto que acompaña este remaster alaba el álbum –no es de extrañar–, pero es contundente al afirmar que en directo este grupo no era Yes. Un poco duro ¿no?, pero no exento de algo de fundamento, como comentaré a continuación. Yes pudo grabar un disco excelente después de la ausencia de Jon Anderson, algo que es capaz de provocar prejuicios a priori, a veces invencibles a la hora de escuchar este trabajo. Lo cual es injusto, porque Drama es un buen álbum, incluso trepidante, y demuestra una envidiable capacidad de superación. Pero los grupos no sólo graban discos, también actúan ante un público. Y Yes contaba ya con un repertorio muy amplio ligado a la voz y el carisma de Jon Anderson.
Veamos el repertorio del recital dado en Hartford el 1º de septiembre de 1980.
1 – Introducción (de la Young Persons’ Guide to the Orchestra de Benjamin Britten)
2 – Does it Really Happen?
3 – Yours is No disgrace
4 – Into the Lens
5 – The Clap
6 – And You and I
7 – Go Through This
8 – White Car / Solo de Geoff Downess
9 – Parallels
10 – We can Fly From Here.
11 – Tempus Fugit
12 – Amazing Grace / Whitefish
13 – Machine Messiah
14 – Starship Trooper
15 – Roundabout

Como puede verse, cinco de los seis temas del Drama, tres de The Yes Album, junto a “And You and I”, “Parallels” y “Roundabout” y el solo de Squire y White. Hay dos piezas más que no aparecen en Drama, “Go Through This” y “We can Fly From Here”, que quizá no fueron incluidas en el disco porque, en mi opinión, son inferiores a las piezas que lo componen. Pero es que hacía falta más material cantado por Horn y compuesto para él. Por un motivo obvio, a Trevor Horn le costaba mucho llegar a la tesitura de Anderson, se notaba que estaba al límite de su voz, se le oía cantar forzado y cómo le costaba mucho llegar donde Anderson. Y a veces no llegaba –“Parallels” es especialmente insufrible–, pero allí estaba al quite Chris Squire, que le ayudó mucho. Incluso pueden escucharse problemas de afinación con los temas de Drama según avanzaba el recital. Mi conclusión es que esta gira debió ser un terrible suplicio para Horn y una situación muy incómoda para los demás. Instrumentalmente Yes tocó de forma maravillosa, pero por ejemplo, en “Wurm”, en lugar de la excitante “batalla” entre Wakeman y Howe de la gira del Tormato, sólo Howe se explayó tocando a placer su solo de guitarra. Eso me deja con la duda, ¿Downess no quiso, no se atrevió o es que simplemente no pudo competir con la sombra de Wakeman?
“Parallels” no se tocó en todos los temas y en el segmento final de la gira el segundo bis era una versión a capella de “White Car”.
Acabada la gira, en la casa de Howe se discutió la situación del grupo y quedó claro que Trevor Horn quería dedicarse a la producción; y que Squire y White querían seguir tocando juntos, pero fuera del contexto de Yes. Al final solo Howe y Downess hubieran querido seguir, pero ante un grupo tan desestructurado, y con la necesidad de sustituir a tres de sus miembros, se dejó morir Yes.
Sólo me resta decir que recomiendo este disco a todos los que no hayan querido escucharlo por el tema de la ausencia de Jon Anderson. También recomiendo que se le juzgue por sus propios méritos. Yo lo veo como el último gran disco de Yes.
Carlos Romeo.



Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 

La única regla que gobierna la creatividad es el acto mismo de la creación. (Frank Herbert, Hijos de Dune)
  IP Registrada
ronnie70
Senior Member
****



Me encanta Sinfomusic

Mensajes: 354
Re: Discografía oficial: Yes
Respuesta #14 - 05.04.07 a las 20:23:09
 
La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar    
 


     
YES - 90125 ( 1983 )

 Integrantes : Jon Anderson - vocals
                     Chris Squire -  bass guitars and vocals
                     Trevor Rabin - guitars, keyboards and vocals
                      Alan White - drums, percussion and vocals
                      Tony Kaye - keyboards.

track list :     1 - Owner of a lonely hearts - 4:27
                   2 - Hold on  -  5:15
                   3 - It can happen  -  5:39
                   4 - Changes -  6:16                                                                                                                                  
                   5 - Cinema  -  2:09
                   6 - Leave it -  4:10
                   7 - Our song - 4:15
                   8 - City of love - 4:48
                   9 - Hearts  -  7:34
 

                   Produced by Trevor Horn.


           Llegamos al trabajo mas controvertido de la banda por el cambio casi radical de estilo, desde los tiempos de Time and Word hasta Drama el grupo nunca abandono los desarrollos sinfonicos y arreglos complejos, pero en 90125, por cierto el titulo parece que solo responde al numero de catalogo de la Atlantic records, la parte sinfonica es atenuada en extremo e impera mas el AOR y el hard rock comercial muy de moda en esa epoca. Quizas para tratar con mas justicia este trabajo habria que recordar las circunstancias en la que se gesto la idea y se acabo finalmente grabando, Drama fue un fracaso comercial y la sustitucion de Jon Anderson por Trevor Horn no fue aceptada por los seguidores de la banda, con lo que este ultimo desistio de seguir para dedicarse a la produccion con pleno exito fue quizas el mas destacado productor de los 80, sus producciones enseguida se distinguian por su sonido potente y avanzado, el mismo produciria el 90125. Squire y White decidieron buscar nuevos compañeros para rehacer la banda, encontraron a Trevor Rabin, guitarrista sudafricano que tomaria el control compositivo de la banda influyendo claramente en lso resultados finales, dandole ese toque mas moderno al grupo, grupo que ni siquiera se iba a llamar Yes, el nombre escogido era Cinema, esto es importante porque la intencion desde el principio no era seguir la linea sinfonica anterior, sino mas bien el progresivo actual que se hacia entonces mas cercano al AOR , por entonces el maximo exponente era Asia que un año antes habia obtenido un exito demoledor con su primer LP. Tambien hay que contar con dos factores determinantes en esos años, uno, el establecimiento pleno de las radioformulas en FM que imponian necesariamente el formato cancion para que fuera accesible a los oyentes, influyendo notablemente en el auge del AOR, otras bandas con mejor o peor fortuna se habian adaptado a la situacion, casos de Rennaisance, Genesis, Rush e incluso una banda dificil como King Crmison probo tambien suerte en este campo con algunas composiciones mas directas y " radiofonicas ", otros grandes habian sencillamente desparecido, ELP, Van der Graff Generator, Pink Floyd. El otro factor influyente en esta epoca es el auge de la MTV y los videoclips, toda banda que se preciase tenia que tener un videoclip, esto tampoco favorecia los temas largos y desarrollos complejos, y en esos años tampoco habia otros canales o formas de vender discos, asi que habia que adaptarse a lo que imperaba entonces.

        En cualquier caso volviendo a la banda recien creada Cinema , pese a la buena labor vocal y el liderato compositivo de Trevor Rabin se prefirio buscar un vocalista ofreciendole el puesto a Jon Anderson que acepto con la condicion que el grupo rescatara su antiguo nombre, Yes, cosa que aceptaron de buen grado Squire y White, es de imaginar que a Rabin no le haria mucha gracia el asunto. Tambien parece ser que la incorporacion de Tony Kaye se decidio a ultima hora con lo que nuevamentese volvia casi a la formacion clasica de la banda en sus comienzos con el unico cambio de Trevor Rabin por Peter Banks, esto podia presagiar una vuelta a la epoca dorada del grupo, sin embargo los resultados fueron muy diferentes a lo que muchos esperaban, los tiempos habian cambiado...


 TEMAS :  


  Owner of a lonely heart ( Rabin/Anderson/Squire/Horn )
          El album abre con el inefable exito de masas y hit radiofonico machacado sin piedad en las ondas, es un tema eficaz realizado sobre una efectiva seccion ritmica de Squire y White que construyen un ritmo simple y sencillo pero que es adictivo y realza los estribillos y vocales de Anderson, la mano de Trevor Horn es evidente en este tema, lo que me resulta mas molesto del tema son esos efectos de teclado y bateria que suenan a " plastico " , pero en el fondo es una buena cancion.

  Hold on ( Rabin/Anderson/Squire )
         Este es quizas ,para mi gusto, el tema con mas fuerza y garra del album, la influencia de Rabin es manifiesta aqui, un hard-rock con muy buen trabajo de guitarras que me recuerda algunas composiciones de Asia de la misma epoca y con un estribillo in crescendo en su parte final muy pegadizo, no es un tema muy progresivo, mas bien AOR pero insisto en que me parece lo mejor del album.

 It can happen ( Squire/Anderson/Rabin )
        Un sonido arabigo introduce a los oyentes en este tema con una vez mas reminiscencias de Asia y regusto AOR, aqui el trabajo de Anderson es de los mas destacable del album, los teclados de Kaye tampoco salen muy favorecidos aunque esto es extensible a todo el disco y la produccion eso si, es perfecta, la labor de Trevor Horn es impecable, de todas formas no es unos de los temas que destaque.

   Changes ( Rabin/Anderson/White )
        Aqui volvemos a encontrarnos con mas hard-rock en uno de los temas mas largos del album, aqui me recuerdan mucho a Boston y a otras bandas de esa epoca que hacian un refinado hard-rock cercano una vez mas al AOR, pero la cancion tiene un indudable gancho con un adictivo estribillo cantado por Anderson pero reforzado esta vez con la participacion vocal de Rabin y Squire, el trabajo a la bateria de White es contundente y eficaz, aunque el tema no es muy complejo creo que es de los mas destacado del disco.

   Cinema ( Squire/Rabin/White/Kaye )
       el unico instrumental del disco en que los componentes de la banda dan rienda suelta a su pasado sinfonico aunque por escaso tiempo que duran los poco mas de dos minutos del tema, detaca de manera especial Rabin, vaya punteos de guitarra, y por fin dejan explayarse un poco a Kaye muy discreto en el resto del disco, debo decir que cuando supe que Tony Kaye se incorporaba al grupo salte de alegria porque yo soy de los pocos a los que si le gusto mucho su trabajo en Yes Album, pero la verdad es que en este album su participacion parece simbolica y en todo caso aplastada por la contundente produccion dada al disco por Trevor Horn.

    Leave it (Squire/Rabin/Horn )
       Estamos ante el otro hit del album, con un buen juego coral de voces, en este caso mucho mejor Squire que Anderson al que veo un tanto forzada su participacion en las voces, se nota que no tuvo nada que ver en la composicion, mientras que la mano de Rabin y Horn es evidente. En lo negativo nuevamente ese sabor a plastico del sonido pero sin duda es de los temas mas originales que ha hecho la banda en su trayectoria.

   Our songs ( Anderson/Squire/Rabin/White )
       Quizas este es tema mas alegre y dinamico del disco con unos interesantes cambios de ritmo y pequeños desarrollos instrumentales, los teclados asoman mas, aunque particularmente la labor vocal de Anderson me resulta irritante en varios momentos, pero el tema tiene mucho dinamismo insisto y me parece de los destacados del LP.

   City of love ( Rabin/Anderson )
       La banda nos obsequia aqui con un hard-rock machacon y pesado muy en la onda de lo que sonaba por entonces, a pesar de todo el estribillo y motivo principal de  la cancion es pegadizo pero nunca el grupo estuvo mas alejado del progresivo en general como en esta cancion, de los mas discreto en este disco.

   Hearts ( Anderson/Squire/Rabin/White/Kaye )
       El album se cierra con el tema mas ambicioso en el que parece que Anderson tuvo mayor peso compositivo que en el resto del disco, es tambien el mas largo, siete minutos y medio, y es el mayor intento por volver a las raices progresivas, pero creo que el resultado solo se queda en eso, en intento, hay variaciones y fases diferentes, cambios de ritmo pero se me antoja excesivamente acaremalado el tono de Anderson en el estribillo principal, aunque el tema es muy melodico y bonito pero como cierre de disco me decepciona un poco, claro que no estamos hablando de un album de rock progresivo ni sinfonico, por tanto no tiene porque haber ningun final epico.


      En conclusion 90125 me parece un mas que aceptable trabajo dentro de una linea mas comercial mas cercana al hard-rock y el AOR que al sinfonico-progresivo, el problema es querer compararlo con las obras maestras que nos dejo Yes en los 70 ; en los 80 las formas de hacer musica habian cambiado, algo de lo que no se libro ninguna banda y dentro de esa moda este disco me parece muy superior a lo que otras bandas grandes estaban haciendo en la misma epoca. Ahora despues de 23 años pasados desde el lanzamiento del disco viendo la trayectoria posterior de la banda hasta la actualidad, este se trabajo obtiene cierta justicia porque en pocos y contados momentos volvio la banda a sus años de esplendor, siendo este disco muy superior a otros lanzamientos posteriores.



                                                 La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar  


                                                                                                  Ronnie 70



Para comentar este disco:La visualización Multimedia y los Enlaces, sólo son visibles para los usuarios registrados.  Necesitas Entrar
Subir al inicio
 
 
  IP Registrada
Páginas: 1 2 
Enviar Imprimir
Visita nuestro mapa Frappr
Visita nuestro Myspace